Juan Carlos Martín Cobano

Sumérgeme, Señor, en tu misterio Reivindico el fracaso, la gloria de los cartones extendidos en palacios de fango, los belenes de las aceras, al nivel de las suelas, los establos de carritos abarrotados, los horizontes de zapatos. Bautízanos, Señor, en tu fracaso. Aborrezco las medallas, la miseria de las palmaditas en la espalda, los besos con aliento de plata, los […]