Argenis Díaz, Poemas de

Argenis Díaz. Como fragancia de lirio blanco y otros poemas.

 

Como fragancia de lirio blanco

¿Y por qué se preocupan por la ropa? Observen cómo crecen los lirios
del campo. No trabajan ni hilan;
sin embargo, les digo que ni siquiera
Salomón, con todo su esplendor, se vestía como uno de ellos.
Mateo 6:28- 29

Como fragancia de lirio blanco sabanero
eres de exquisita mesura y mixtura.

Te comparo entre el brillo de un cristal refinado
que blandea recién lustrado,
y el más bello reflejo iridiscente de tu fina silueta
que se confunde día tras día
con el terciopelo blanco de tu mejor vestido.

La flor silvestre quiso copiar tu fragancia
y la rosa roja tu fino engalanamiento,
hasta el Rey Salomón
con su inigualable sabiduría no supo imitar
ni reproducir la tela de tu gran belleza.

Dice el colibrí que todas las mañanas
te comportas como el caballo de copas
siendo el inimitable rey de espadas
que ofrece a cántaros su polen
a este insaciable e incansable volador.

Todas las flores del campo coinciden
que tu sencillez y la pureza de tus pétalos
se asocian a una vida tranquila y buena
que el Creador concedió y dispuso
en tu ornamenta de espadas al viento.

Por eso hay días en que te disfrazas
con tres o cuatro pétalos alargados,
que dispones en forma de trompeta
donde igual destilas miel para abejas.

Hay veces en que te conformas
con ser candor de la sota de espada
siendo el famoso y eterno as de oro
que ofrece el sabor de su almíbar
a este emplumado gladiador.

En tu fragancia hay recuerdos
guardados en pétalos de vientos
que la luna convirtió en anhelos
los finos recuerdos nacarados,

por eso el colorido colibrí te visita
insistentemente al rayar el alba
para deleitarse todas las mañanas
con el sabor de la vida nueva.


Eva y un hombre nuevo

Dios adopta a los que nacen de nuevo como a sus hijos.
Juan 3:3, 7. Romanos 8:15, 16; Gálatas 4:5; 1 Juan 3:1

                       I

Mis vecinos dicen y aseguran
que las noches son obscuras
porque mi dulce y amada Eva
se ha llevado en su maleta:

el resplandor de la aurora,
la luz de todas las mañanas,
la luz del sol a mediodía.

Siendo ella, mi fiel compañera,
no comprenden o asimilan en vano
cuán huérfana e incierta ha dejado
la siembra de las rosas en la tierra.

Ellos ríen y aseveran con agrado
que en la inmensidad del universo:

su convivencia ha menguado
y al sol han empequeñecido
porque su regreso se ha dilatado.

Creo que la intriga los ha unido,
el frescor de mi rostro han ignorado
y notan que no estoy enaltecido,
sin juicio, irascible o consternado.

                  II

Mis vecinos al cielo señalan
y me hablan de su ausencia,
me encaran y se molestan
y dicen que es mía la culpa
del deficiente fulgor de la luna.

Hoy he percibido su hipocresía,
sin base y sin razón me reclaman
que las olas del Mar de Galilea
siempre están embravecidas:

por la paz de mi alma,
por la madurez de mis pasos
por mi único y primer amor
por la luz y el sosiego
conque estoy viviendo.

Se sorprenden que siendo ella
la luz de mis ojos negros
se ocupen y se preocupan
cómo la verdad o la soledad
me ha estado mintiendo…

Y detestan, cómo estoy nutriendo
aquellos vagos recuerdos del día…

Y cercenan que mi vida ha dejado
incompleta vuestras esperanzas
y opacas ciertas estrellas, que Eva
en el firmamento había plasmado.


                       III

Presiento que todos, menos uno,
seguirán murmurando y creyendo
que su temprana partida ha infectado
el verbo y al verso de mi poesía.

Pero lo que ellos no entienden,
y uno a uno, en tono convincente
me aclara pero lo va desestimando:

Es que si amas algo,
déjalo libre, si regresa,
es tuyo, si no vuelve,
es porque nunca lo fue…

Pero la vida no se trata de ser dual
y ganar al mundo con suspiros
y perder el alma en tres intentos:

   ni de ser tristes o de ser alegres
ni estar riendo todo el tiempo.

Sino que al pernoctar en dos planos:
viváis en la zona neutral de la razón
o améis la zona confort del mundo.

Dios aleje la hostilidad y las injusticias
y nos enseñe la preeminencia del amor
y vivamos la plenitud en la Ley
y en los Estatutos del Señor.

¡Qué grato resulta saber que tres es uno!

Por eso mi cuerpo está en equilibrio,
por eso mi alma no está alegre,
por eso mi espíritu no está triste,
y concluyo que su ley es mi delicia.


                       IV

Hoy, presiento que pocos, mas uno,
seguirán creyendo que mi Dios
será entristecido por el nuevo verso
de mi nuevo oficio en la poesía.

Pero lo que no estiman ni aprecian
es que, él era, es y será mi verbo…
insigne como mi nueva residencia,
situada pronto, de aquí a la eternidad.

Por eso insisto, queridos vecinos:
que no es la ausencia de Eva,
que mi cuerpo no es cascarón
del viejo hombre divertido.

Sino que las misericordias de Dios
son diferentes y nuevas cada mañana
conquistadas por el hombre nuevo
que ahora soy: sin marcas ni manchas
porque también, él las ha borrado.

Ahora miro, camino y no me canso,
corro, respiro y vuelo como águila
y al gozo del Señor mi vida ha llegado.

                       V

Confiado, en él, sigo esperando…
la voluntad del Dios de Abraham,
de Isaac, de Moisés y de Jacob,
quien me alimenta todos los días
y me da vida en abundancia.

Porque Dios es Todopoderoso:

y él ha dicho que me ama,
y él ha pagado con sangre
un alto precio por mi barro
y sé que aún no me condena.

Y siento que yo le pertenezco
en todos los días de mi vida,
para nacer he nacido de nuevo:
muy diferente a lo que una vez
entendió el maestro Nicodemo,

por eso pienso contrario y distinto
a lo que especulan mis vecinos
y aunque Eva no está, sigo orando.


La pequeña oruga de la vida


“Yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.
Juan 10:10

Me oxigena despertar cada mañana
y pensar que no sé adónde voy…
¿qué comeré y qué vestiré más tarde,
qué beberé y cuál alimento bendeciré
y con quién conversaré de Jesús?

Cada mañana me regenera más y más
al ignorar que no sé nada al respecto.

En esta incógnita, la gente se aísla
en la vida que atornilla y destornilla
pues consideran un juego de azar
disfrazado de vagas premoniciones.

De tu empedernida alma viajera es el mundo,
se fugaron tres extintas mariposas: monarca,
la gloria de Bután y la famosa “ala de pájaro”,
la incógnita es saber dónde reposa tu alma
porque ninguna lleva el mismo rumbo.

Es difícil creer que tanta belleza
haya nacido de una pequeña oruga,
en la que muchos un día creyeron
retornarían aladas por vientos del sur,
convertidas en las carabelas de Colón.

La lluvia temprana mojó las nuevas uvas,
los años como gotas fueron tan copiosos
y tormentosos como millones de agujas,
una tras otra iban cayendo del juglar cielo
hasta roer la coraza de las piedras azules.

Y el agua torrentosa bajó presurosa
de la cordillera hasta lomas y colinas,
el rocío del ciprés conjuró al silvestre pino,
abriendo nuevos y largos caminos
por donde se desbordan lagos y ríos
trayendo consigo un breve manuscrito.

Al leerlo dudarías la providencia de Colón,
hasta de que fue enviado por la inquisición.
Son tantas dudas que morirías descifrando
qué es la muerte con o sin resurrección.

Y cada mañana me persigue tu sabiduría,
porque me oxigenan tus eternas palabras
introducidas en mi herida de viento y de sal;
hoy todo gira en torno al mismo misterio
porque te has ido y no sé cuando volverás.

Publicamos algunos textos del poeta Argenis Díaz, nacido en Venezuela. Es licenciado en Contaduría Pública por la Universidad del Zulia (Maracaibo) y Master en Ciencias Empresariales por la Universidad Rafael Belloso Chacín (2015). Escribe poesía desde la adolescencia y asiste a la Iglesia Protestante “Comunidad Cristiana Emmanuel” (CCE), ubicada en El Hatillo (Caracas). Desde hace 16 años trabaja en la empresa Petróleos de Venezuela (PDVSA).

(Fotografías de José Amador Martín, excepto esta última)



One thought on “Argenis Díaz. Como fragancia de lirio blanco y otros poemas.”

  • MORELA BRICEÑO 04/09/2019 at 3:52 pm

    FELICIDADES MI AMADO HERMANO. DIOS TE COTINUE DANDO SABIDURÍA PARA QUE CONTINUES ESCRIBIENDO TAN HERMOSOS POEMAS.

    SALUDOS PARA TU BELLA ESPOSA E HIJAS.

    MORELA BRICEÑO

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*