Varios Autores

Versos a favor de la mujer. Stop Violencia

Desde Tiberíades nos sumamos a la lucha contra la lacra que significa la violencia hacia la mujer en todas las esferas de la sociedad.

ENRIQUE GRACIA TRINIDAD

(España)

BUENA NUEVA

«Perdónalos porque no saben lo que hacen»
(Evangelio de Lucas, 23, 34)

No le digas a nadie tu nombre verdadero.
Escóndete, reniega de tu origen,
no vuelvas la cabeza.
Tu mundo se acabó ¿era tu mundo?

Sal a la luz. Hay luz, es clara y tibia.
Deja que la sonrisa te visite de nuevo.
Haz con el miedo el último gazpacho
y bebe a tu salud.

Pero no le perdones, porque sí sabe lo que hace.

ISOLDA HURTADO

(Nicaragua)

LOS MERCADERES DEL TEMPLO

Te mutilaron los mercaderes del templo

Entre sus burlas
rasgaron tu último grito
hasta inmortalizar tu sonrisa de muñeca
como se clava una espina
en la carne

   y sangra.

GERARDO OBERMAN

(Argentina)

TIEMPO DE QUITARSE LAS CARETAS
(A la luz de Juan 8:1-12)

No corras más, no te escondas,
no dejes que te insulten
ni que te acusen ni que te lastimen
con sus palabras hirientes y sus bromas soeces.
Es tiempo de quitarse las caretas
y de ver quién es quién.
No temas, mujer, que tu pecado
no excusa los otros pecados
ni da derecho al juicio
a quienes se escudan en apariencias
de piedad, de bondad,
de cumplimiento de la ley,
de perfecta santidad,
de generosidad y hasta de decencia.
Quienes te traen a los pies de Jesús
dicen haberte encontrado amando,
quizá a quien no debías,
sin dudas fuera de la ley de aquel entonces.
Pero ignoran que su dedo acusador,
el veneno de sus lenguas filosas,
y las piedras que cargan en sus manos
o que esconden en sus bolsillos,
no pueden engañar el corazón del Maestro.
De pronto, ante una mirada y una pregunta simple,
los argumentos condenatorios se derrumban,
la trampa se desenmascara
y uno a uno comienzan a irse
aquellos que se creían dueños de la verdad,
aquellos que sin misericordia
y buscando justificarse,
querían hacerle una zancadilla
al proyecto de Dios.
Levanta la vista, mujer,
ponte en pie, deja el suelo de la vergüenza
al que te arrojaron con desprecio
y recupera la dignidad que quisieron arrebatarte
aquellos cobardes de medias verdades.
Jesús no condena…
Jesús abraza, perdona,
restaura, anima, enseña,
¡dignifica!
Tu regreso a la vida cotidiana, mujer,
será un permanente recordatorio
para quienes te trajeron, primero,
y luego te dieron la espalda,
de la necesidad de revisar la propia vida.
Y será, por todos los tiempos,
una señal esperanzadora
para todas las personas calumniadas
por odios discriminadores,
deshumanizadas por leyes crueles,
estigmatizadas por su raza, su condición social,
su religiosidad o su vida sexual;
será un signo luminoso
para las personas arrojadas al suelo del desprecio,
pisoteadas en su fragilidad,
víctimas de sistemas opresores
y de una religiosidad que se ha vaciado de Dios.
Levántate, mujer,
ya no hay piedras,
sólo un camino nuevo por descubrir
y mucha luz
en el horizonte de tu vida restaurada.

HELENA VILLAR JANEIRO

(España)

EL DISEÑO DE LAS MANOS

Cuando el diseñador pensó en las manos
de mujeres y de hombres
no las vio diferentes:
tan solo creó manos con cinco dedos,
una palma y un dorso dotadas por igual
para recorrer juntas esa distancia corta que hay entre los amantes
y las otras distancias que permiten
relación con las cosas.
Cuando el diseñador pensó en las manos
de hombres y de mujeres
creyó que palma a palma habrían de juntarse
cuando el amor viniera a convocarlas
y deseó poner en cada una
toda la suavidad que había dado
al aleteo de las mariposas.
Cuando el diseñador pensó en las manos
no imaginó la fuerza del dominio
ni de los rayos de ira que mutan voluntades
ni en la convocatoria irracional que lleva manos de hombre
a trazar trayectorias de golpes y de armas.
Y el aleteo de las mariposas
que había deseado el buen diseñador para todas las manos
se convirtió en pétalos de las rosas sangrantes
que vierten tantas veces la carne de mujer
convertida en un cáliz de amarguras.

ISABEL PAVÓN

(España)

TRANQUILO, TÚ TRANQUILO

Tranquilo, tú tranquilo.
Saldré a flote del naufragio de palabras
que me inundan los oídos.
Hasta ayer, me he dejado golpear
por las lanzas verbales de tu furia,
hombre, mar turbia.
Tranquilo, tú tranquilo.
Recházame, evítame, envíame tan lejos
como tu vocablo aluda.
Verás que cuando por la fuerza de la huída,
golpe a golpe, ola a ola,
haya yo alcanzado la orilla más cercana
te será imposible echar el ancla en mí de nuevo,
pues sé que, entonces, sobre la arena fina de esperanza,
lejos ya del alcance de tus garras,
de los omóplatos me nacerán alas
y en mi frente aparecerá el estigma
de una estrella reluciente.
Tranquilo, tú tranquilo.
Si me pides que la luna brille fuerte en nuestra aurora
yo sabré responderte con silencio
según la medida que hasta hoy tienen tus obras.
Tranquilo, tú tranquilo.
Borra ya de tu conciencia mi memoria.
No sé cómo ocurrió, pero he cambiado.
No soy como tú querías que fuera
ni eres tú el príncipe azul tan esperado.
Más bien, sin tapujos, te confieso:
No eres nada.
Mas tranquilo, tú tranquilo.

GLORIA SÁNCHEZ

(España)

SUEÑOS ROTOS

¡Esclava del horror!
Quiso ser amada siempre
Y solo fue su posesión.
El temor entró en su vida,
¡Menosprecio! ¡Humillación!
Golpes en lugar de abrazos
Del hombre al cual se entregó.
¿Dónde están esas promesas?
¿Dime quién te violentó?
Víctima de un «te quiero»…
Que a golpes se silenció.
Que un amor que perdurara
Su amargo llanto lo ahogó.
Y queda solo el silencio,
Lagrimas de humillación,
Que aquel que así la maltrata
Es el que la enamoró
El que ahora es un extraño
Con el que vive su horror.
Mas… ¡Levanta tu cabeza!
¡Di no a la resignación!
Mujer ¡no guardes silencio!
Mujer ¡levanta tu voz!
Demuestra al mundo que vales,
Que Dios te ha hecho mujer
Y tienes un gran valor.

ALFREDO PÉREZ ALENCART

(Perú-España)

NO RESIGNACIÓN

Es el mismo reloj que cambia su arena,
mientras se habla y se habla.

Olvidemos la historia: No resignación.



One thought on “Versos a favor de la mujer. Stop Violencia”

  • gABINO FERNÁNDEZ cAMPOS 27/11/2019 at 10:41 am

    fELICIDADES A TODOS LOS QUE HABÉIS DEDICADO VUESTROS VERSOS PARA DENUNCIAR TAN GIGANTESCAS Y TRISTES
    ACCIONES CONTRA LAS MUJERES

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*