Aurora Camacho

Aurora Camacho de Schmidt: Manusgarda perfecta

Todas las letras
se desprendieron de los libros.
Un remolino de viento las elevó
hasta cegar el día.
Después hubo una lluvia
lenta y constante
fresca, en que era fácil
detectar palabras
—algunas conocidas
como pan, tiempo, hortensia—
y otras seguramente
propias de otros idiomas
de lugares lejanos
o de reinos antiguos.
Palabras como suercha
jremulenco, praduquilie
dubgung, csedich.

Todo podía decirse
con simpleza.
La lluvia de palabras
nos hacía reír
como los trabalenguas
de los niños.
Las jóvenes
pudieron descubrir
sus verdaderos nombres.
Con las manos en hueco
los atraparon
como si fueran mariposas.
Algunos hombres serios
encontraron discursos
que comprobaban que tenían
razón, o razones
para creer lo que siempre
habían creído.

Y las palabras se negaron
a volver a los libros.
Se hicieron para siempre
dueñas del aire.
Anidaron
en los huecos de los árboles.
Se fijaron
como telas de araña
en los aleros de las casas.
Poblaron las playas
igual que las conchitas
de moluscos ya idos.
Tejieron puentes
colgantes
entre abismos.
Ellas, las letras
nos leyeron.

Agosto 12 de 2020

 

Aurora Camacho de Schmidt, profesora emérita de Swarthmore College (Pennsylvania). De origen mexicano, se licenció en Filosofía en la Universidad Iberoamericana (D.F.) y más tarde obtuvo la maestría y el doctorado en Literatura Latinoamericana y Española en la Temple University (Filadelfia). Entre 1962 y 1969 publicó poesía en diversas revistas culturales de su país. Fue directora del Programa para La Frontera México-Estados Unidos, del American Friends Service Committee. Su investigación académica se enfoca en la poesía mexicana y centroamericana (destacables son sus ensayos en torno a la poesía de Octavio Paz, por citar uno de sus autores preferidos), así como en la relación entre literatura y cambio social en América Latina. Desde 1979 ha participado en el movimiento para defender los derechos de los trabajadores migrantes, y prepara una antología poética que llevará por título En las orillas. Vive en Filadelfia con su esposo, el historiador Arthur Schmidt, con quien tradujo y editó al inglés a Elena Poniatowska, entre otros autores latinoamericanos.

[Foto de cabecera: Laurence Kesterson]




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*