Ángela Gentile

Ángela Gentile: Poemas de “Madrás / Madras”, traducidos por Victor Oliveira Mateus

 

Estos poemas han sido seleccionados por el poeta y traductor Víctor Oliveira Mateus, del libro “Madrás/Madras”, obra bilingue publicada en Portugal por Editora Labirinto, Fafe, 2020. Ángela Gentile estuvo invitada al XXI Encuentro de Poetas Iberoamericanos, celebrado en Salamanca el mes de octubre de 2018.

 

POESÍA / POESIA

1

Hablaré de la forma en que nacían mirtos en los techos y caían sobre nuestras cabezas como lluvias o el cosmos.
Sucedió en tiempos poco afortunados para el trueque de palabras.
-Solo en Madrás –me aseguró– se pierde el perfil de nuestras sombras.
Hoy há caído el último verde cercano a los árboles, allí donde el rocío y las cenizas son el preludio de su nombre.

1

Falarei do modo como as murtas nasciam nos telhados e caíam sobre as nossas cabeças como as chuvas ou o cosmos.
Aconteceu em tempos pouco favoráveis à permuta das palavras.
– Só em Madras – assegurou-me – se perde o perfil das nossas sombras.
Hoje caiu o último verde perto das árvores, ali onde o carvalho e as cinzas são o prelúdio de seu nome.

 

Ángela Gentile leyendo sus versos en el Teatro Liceo de Salamanca (foto de José Amador Martín)

2

No he podido contarle todo, su oído era antiguo y alojaba palabras en tamil, la lengua que une los tiempos.
Los mares morían en su brevedad; en tanto mi voz nadaba como pez hasta su resistencia y se detenía en el aceite de las lámparas.

2

Não pude contar-lhe tudo, o seu ouvido era antigo e abrigava palavras em tâmil, a língua que une os tempos.
Os mares soçobravam em sua brevidade; enquanto a minha voz nadava como um peixe até esgotar a sua resistência e se detinha no azeite das lâmpasas.

4

Mencionaba Madrás y me decía que las lluvias sobre ese nombre caían en idioma drávico desde latitudes ancestrales; también que era sagrado aguardar el nacimiento de un jazmín.
Recuerdo su cuerpo como el aire del monzón, cayendo en los subúrbios de su antigua belleza.

4

Referia Madras e dizia-me que as chuvas sobre esse nome caíam em idioma drávico a partir de latitudes ancestrais; que também era sagrado aguardar o nascimento de um jasmim.
Recordo o seu corpo como ao ar das monções, caindo nos subúrbios da sua antiga beleza.

Jacqueline Alencar, Tere Cortés, Ángela Gentile y Cristina Vale, en el Colegio Fonseca

8

Nunca he sabido por qué ya no existe esa ciudad al sur del mundo, aquel lugar de la costa de Bengala donde los dedos de los pescadores desgranaban plegarias; tierra de rostros agrietados de café y canela, donde escribir era descender por la columna de un ángel sin nombre.

8

Nunca cheguei a saber por que já não existe essa cidade no sul do mundo, aquele lugar da costa de Bengala onde os dedos dos pescadores entrelaçavam preces; terra de rostos vincados de café e canela, onde escrever era descer pela coluna de um anjo sem nome.

13

Me aseguró que el tiempo antiguo está en el presente y que quien siembre dos veces cosechará indiferencia.
Luego cayó el azul sobre sus cabellos; y fuimos parte del mar y de los astros.

13

Garantiu-me que o tempo antigo está no presente e que quem semeia duas vezes colherá indiferença.
Então o azul caiu nos seus cabelos; e fomos parte do mar e dos astros.

 

Juan Carlos Olivas, Ángela Gentile y Marcelo Gatica en el Colegio Fonseca (foto de Jacqueline Alencar)

Ángela Gentile (Berisso, Argentina 1952), profesora de lengua y literatura italiana y española. Fue becaria de la Universidad de Perugia e hizo el postgrado en Gestión cultural. Perteneció al Centro de Estudios Italianos (investigación) de la UNLP.  Premio Nacional “Iniciación” de Literatura en la Bienal 1985-87, otorgado por el Ministerio de  Justicia y Cultura de la Nación  Argentina. Premio de la Fundación el Libro de Buenos Aires en el año 2009 a la prensa gráfica por la revista Etruria de literatura Juvenil que codirige. Es coautora de los manuales para la escuela secundaria “Pensar la lengua y la literatura”, responsable de “Palabras originarias. Antología poética de tradición oral”, ejemplar que integra la colección Juan Gelman de Poesía Argentina del Ministerio de Educación. En el género ensayo es coautora del volumen patrocinado por la UNESCO: “Voces olvidadas. Las lenguas y las canciones de cuna de la inmigración”. En este género, en 2015 apareció su libro “Diáspora griega en América”. Publicó los poemarios “Escenografías” (2005), “Cantos de la Etruria” (2008), “Cuerno de marfil” (2012), “Los pies de Ulises” (2016) y Bizancio (2018). Parte de su poesía ha sido traducida al griego y al portugués.

Victor Oliveira recibiendo el título de Huésped Distinguido de Salamanca (foto de Jacqueline Alencar)

 

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*