Alfredo Pérez Alencart

Despedida internacional a Luis Borja y ‘UMIT’ traducido al croata por Željka Lovrenčić

Tiberíades tiene el privilegio de publicar, en primicia, los textos de despedida que poetas y gentes de la cultura de muchos países, enviaron al poeta Alfredo Pérez Alencart, conmovidos por la muerte (el pasado 4 de enero) de Luis Borja, el autor salvadoreño que obtuvo el prestigioso Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador, en su VI edición. También en primicia, publicamos el libro UMIT, con su traducción al croata, realizada por la destacada hispanista Željka Lovrenčić, buena amiga de Alencart y estrechamente vinculada con los Encuentros de Poetas Iberoamericanos que anualmente se celebran en Salamanca.

Varias fotos de este reportaje fueron tomadas por el propio Luis Borja.

Luis Borja en la Plaza Mayor, ante el Ayuntamiento de Salamanca (foto de Tony Peña)

PÓRTICO DE A. P. ALENCART

Cuando callan los gimientes efímeros y/o aquellos seres de buena voluntad y verdaderos amigos, es cuando procede hacer memoria de quien ha muerto. Siempre prefiero el después, que estar atento al aluvión ipso facto. Ni meses, ni semanas antes se pronunciaban sobre la calidad poética de un joven, y ya maduro, poeta salvadoreño llamado Luis Borja. A su muerte, como suele suceder, florecen las alabanzas y demás loas que, poco a poco, van cayendo en el olvido.

Pero Salamanca no olvida (al menos en los premios y encuentros que nos concierne). Es más, acrecienta el valor de lo que acoge y torna suyos, ya para siempre.

Buen número de correos intercambié con Luis, antes y después de nuestro encuentro salmantino. Sí quiero reproducir uno de ellos al completo, pues testimonia su vínculo con Salamanca y su generosidad hacia la obra de otros poetas de su región. Lo escribió el 19 de abril de 2020:

“Hola, mi estimado Alfredo.

Un gusto saludarte de nuevo. Espero que estén bien junto a Jacqueline y Jr.

Recién un amigo me contó que Dennis Ávila ganó el Pilar!!  Eso es algo hermoso para la poesía centroamericana y para los lazos que se tienden entre Salamanca y Centroamérica.

Fíjate que, a partir de ello, he hecho una “Antología de la poesía centroamericana” que me encantaría publicarla en Salamanca ¿Me podrías ayudar en eso?

De hecho, intentaré contactarme con Olivas y Dennis, para ver si los tres podemos ir a Salamanca en octubre. Eso sería genial. Primero Dios y todo esto de la pandemia nos lo permita.

Un abrazo enorme Alfredo, y sigo eternamente agradecido contigo y con todo lo que Salamanca me ha dado.

Saludos

Luis Borja”.

Luis Borja y Alfredo Pérez Alencart, entrando a la Sala de la Palabra (foto de Jacqueline Alencar)

Lamentablemente la pandemia impidió los desplazamientos de Dennis Ávila (Honduras), Juan Carlos Olivas (Costa Rica) y Luis Borja (El Salvador), quienes no pudieron estar en el XXIII Encuentro de Poetas Iberoamericanos (Olivas estuvo en la edición XXII), que tuvo un acto presencial con poetas locales y otras lecturas virtuales con poetas de una y otra orilla del castellano.

Pero no solo eso: la pandemia pudo con la vida de Luis. Su obra no cesa de revivir, en nuestro idioma y en otros.  La prueba es la traducción completa de su poemario premiado, UMIT, esta vez al croata y por esfuerzo exquisito de mi buena amiga Zeljka Lovrencic. Algo que, dejo expresa constancia, fue decisión propia de la excelente traductora, conmovida por la calidad poética del premiado por Salamanca.

***

Tras volver a su país, luego del Encuentro salmantino, Luis me escribió queriendo comprar 20 libros suyos, bellamente editados por la Diputación de Salamanca. Hice la gestión, pues ya se le habían entregado los 40 que se ofrece con el premio. Los conseguí, y luego Jacqueline y yo sufragamos el coste del envío, no obstante su disposición a hacerlo, como lo señala en su correo de 4 de diciembre de 2019:

Mil gracias, Alfredo!!, pero no quisiera ponerlos en pena. Yo podría cubrir el costo del envío. Tú me dices cuánto será.

Por cierto, estoy escribiendo algo sobre Iván Oñate y David Cortés Cabán. Luego te los envío para ver si se puede publicar en Crear Salamanca.

[…]

Muy agradecido por todo el cariño y atención !!!
Abrazos a Jacqueline, José Alfredo y para vos!!!

Luis.

***

A. P. Alencart leyendo un poema de Luis Borja (foto de Jacqueline Alencar)

El martes 15 de octubre de 2019 fue la entrega del premio a Luis Borja en la Sala de la Palabra del Teatro Liceo. Tras recibirlo de manos de Pilar Fernández Labrador, Luis leyó dos poemas suyos. Minutos antes del acto le había sugerido que leyera lo que estimases, pero entendía que el primero (SE) debía estar entre ellos. No me hizo caso y fue una buena lectura, pero no contundente. Luego me permití leer un fragmento del primer poema del libro y el auditorio aplaudió con pasión, entre ellos el alcalde de Salamanca. Otros sonreían, también Luis. Más tarde, ya en el acto central del Encuentro y en el propio Teatro donde leyeron otros 15 poetas, Luis se me acercó entre bambalinas y me pidió disculpas por no haber aceptado la sugerencia. Le comenté que sólo busco lo mejor de cada uno de los poetas invitados, entre ellos él. Luego se puso a tomar algunas fotos de otros compañeros, leyendo.

***

Justo un año después, recibí un correo suyo que decía: “El día de hoy, de hace un año, me fui a traer a estos muchachos. La edición traducida al portugués y la edición en español. El prólogo, todo un reto para mí”. Y me adjuntaba la foto con las dos ediciones de su UMIT.

***

Termino este recuerdo, ratificando lo que muchos poetas saben: que los Encuentros de Salamanca no son unos encuentros más del calendario rimbombante de eventos literarios de aquende y allende. No es mejor ni peor, solo diferente, porque se ha ido consolidando una fraternidad invaluable, máxime en estos tiempos, como lo testimonia la notable poeta gallega Helena Villar Janeiro, en su correo de 21 de marzo pasado: “Queridos Alfredo y Jacqueline: Es un placer saber que Salamanca una a tanta gente alrededor de la poesía y la fraternidad. Somos muy afortunados los que participamos de este cariño”.

Así sea con Luis Borja. Así sea con todos…
.

PALABRAS DE DESPEDIDA

Pilar Fernández Labrador y Luis Borja, apreciando El Quijote pintado por Miguel Elías (foto de Jacqueline Alencar)

PILAR FERNÁNDEZ LABRADOR
(Dama de la Cultura Salmantina)

Quiso Dios llamar a su presencia al joven poeta Luis Borja. La elevada categoría de su obra se hizo escuchar en el “Encuentro de Poetas Iberoamericanos” de Salamanca, y, entre otros reconocimientos le llevó a pertenecer a la familia de los elegidos con el “Premio Internacional de Poesía” que lleva mi nombre, en su VII edición.  Ante su prematura ausencia, expreso mi profundo sentimiento de aflicción.

Descanse en la Paz eterna Luis Borja, poeta excelente, a quien siempre evocaré con ternura.

DAVID CORTÉS CABÁN
(Poeta y ensayista puertorriqueño. Huésped distinguido de Salamanca)

Querido Alencart: Aquí estoy vacunándome contra el COVID 19. Acabo de recibir la triste e increíble noticia del querido poeta amigo Borja. En verdad me sorprende y llena de dolor esta repentina muerte que se lleva a un gran poeta joven y lleno de nobleza. Comparto mi dolor contigo y mi pésame con la familia y amigos. Descanse en Paz, nuestro querido poeta.

Como un pajarito que levanta vuelo entre la copa de los árboles, así voló el alma de nuestro querido poeta Luis Borja (1985-2021). Un ángel le dio un beso en la frente y lo llevó a cantar en un cielo más alto y puro que apenas comprendemos. Es cierto que ya no está con nosotros, pero nos ha dejado el signo poderoso de sus versos para advertirnos de las luchas terrenas, de la esperanza, de la poesía que trasciende las fronteras de la vida para mostrar la conciencia de nuestra humanidad. Cuando entremos en el oleaje relampagueantes de sus versos escucharemos su voz: “Yo estaba cansado de ir corriendo por la angustia / Yo estaba cansado de la historia del maltrato”.

David Cortés Cabán en la salmantina Plaza de Anaya (foto de Luis Borja)

JESÚS FONSECA
(España. Miembro del Jurado del Premio PFL)

¡Descanse en paz, Luis Borja! “¡Decid cuando yo muera, y el día esté lejano, era una llama al viento y el viento la apagó!”. Luis fue una llama al viento de la amistad, de la poesía y el ensueño hispánico. Que los ángeles y los santos lo hayan recibido, a las puertas del Paraíso, y acompañado en presencia de Dios, para gozar de esa plenitud insospechada que nuestro Creador guarda para sus criaturas, junto a Cristo resucitado. Te doy las gracias a ti, Alfredo, que lo trajiste -como a tantos otros has traído-, y que gracias a tu buen hacer y empeño han disfrutado de Salamanca; han conocido España, bajo el ese árbol frondoso de la amistad que representas para miles de poetas a lo largo y ancho de este mundo, especialmente de la Comunidad Iberoamericana de Naciones. Gracias, gracias, gracias.  ¡Te debemos tanto! Nuestra deuda de gratitud contigo, poeta universal de Tejares, es incancelable. “Todo es llegar y partir, miren ese Peñaloza y como vino a morir”, dice Borges en una de sus milongas. Luis ha partido joven, pero tras una vida intensa, como lo es la de todo poeta. “Amó la ternura de las flores y sus pétalos de sangre”, como él mismo escribió. ¡Qué bella, y vibrante su poesía! Lo descubrimos gracias a ti, Alfredo, compartiendo toda esa vida y más vida que nos ofreces desde hace años. ¡Qué Dios te bendiga! Un fortísimo abrazo. También para Jaqueline.

CARMEN RUIZ BARRIONUEVO
(España, Miembro del Jurado del Premio PFL y autora del prólogo de UMIT)

Querido Alfredo: Me ha conmovido mucho esta mañana saber de la triste noticia del fallecimiento de Luis Borja.  Si es posible me gustaría expresar a sus familiares mi condolencia y a la vez hacerles llegar el aprecio que le tenía.
He pensado que, como homenaje, voy a subir el prólogo de UMIT a la red, a un portal de investigación https://www.researchgate.net/ para que se pueda difundir y lo lean las personas interesadas. Qué triste pandemia.

JAIME GARCÍA MAFFLA
(Colombia)

Dejé, poeta fraterno, pasar un tiempo de asimilación y vivencia de la obra de Luis Borja tras su fallecimiento, si en la inmediatez hay siempre un entrevero de cruzadas visiones. Ahora sé de su valor, se su explorarse como vía creadora, de su creación como instrumento para un explorar, y éste en inicio en el sólo estar ahí, no haciéndose no más, sino no deshaciéndose y ser más… Su poesía y decir me seguirán tocando siempre.

Luis Borja e Iván Oñate, en el Salón de recepciones del Ayuntamiento de Salamanca (Cortesía de Iván Oñate)

IVÁN OÑATE
(Ecuador, Huésped distinguido de Salamanca)

Querido Alfredo: Qué lamentable noticia. Tuve la suerte, diría mejor, la fortuna de conocerlo en tu compañía, en Salamanca. Un poeta joven muy educado, atento, interesado por el prójimo. Eso ya hablaba bien de su poesía. Envío mi abrazo y mis condolencias a ti, a sus familiares, a sus amigos, a sus lectores. Su poesía está con nosotros. Un fraterno abrazo.


RODOLFO IZAGUIRRE
(Venezuela)

Alfredo: no puedo decir que no conocí a Luis Borja porque una de las mejores y más eficaces maneras de conocer a alguien es a través de su poesía y puedo afirmar que lo conocí, felizmente. ¡Era una Voz! Créeme que siento su ausencia!
Rodolfo

LEOCÁDIA REGALO
(Portugal)

Querido Alfredo: Fiquei muito triste com esta notícia. O Luís Borja era um jovem amabilíssimo, sensível, inteligente… um Poeta extraordinário. Imagino como deve ficar o Álvaro Alves de Faria, quando souber, que gostou imenso da poesia dele, tendo-a prefaciado. Vou-lhe escrever também. Esta pandemia e um susto quotidiano. Por cá vão surgindo os conhecidos e amigos atingidos por ela. E até familiares, sobretudo do Brasil. Um abraço com amizade da Leocádia

JOSÉ MÁRMOL
(República Dominicana)

Querido Alfredo. Una verdadera pena esa pérdida de un poeta como Luis Borja.
Que su alma descanse en paz y mi solidaridad con sus familiares y amigos.
Un abrazo.

HELENA VILLAR JANEIRO Y XESÚS RÁBADE
(Galicia)

Querido Alfredo: Qué noticia tan triste la muerte de Luis Borja. Cuando muere un poeta muere una forma singular e irrepetible de ver el mundo. Y él era tan joven como maduro en su expresión. El poema que sirve de IN MEMORIAM es de lo mejor que se puede encontrar en cualquier antología de hoy.

Un abrazo de condolencia y fraternidad ante esta pérdida para toda la familia poética que fuisteis creando desde y en Salamanca.

ÁLVARO ALVES FARIA
(Brasil. Autor del prólogo de la edición en portugués)

Querido alfredo, muita tristeza, muita.
lamento.
O coração dói.
Lembro-me muito dele.
Muita tristeza.

Álvaro Alves de Faria y Luis Borja

TOMISLAV MARJAN BILOSNIC
(Croacia)

Querido poeta Alfredo: Condolencias a todos los que amaron y conocieron a Luis Borja; condolencias por la Poesía. Paz eterna para Luis Borja.

ISOLDA HURTADO
(Nicaragua)

¡Qué doloroso! Cuánto lo siento. En paz descanse el poeta Luis Borja.
Somos una gran familia en la poesía, Alfredo. y compartimos tanto el dolor como los triunfos y alegrías de cada quien.

LAURA TARTAKOFF
(Poeta cubana y profesora en EE.UU.)

Sí, Alfredo, también yo saludo a Luis Borja y a su poesía.
Sin distancia va el mismo abrazo.
Siempre.

CARMEN PALOMO PINEL
(Poeta española)

Querido Alfredo: Cuánto lamento la triste noticia. Mi más sentido pésame a ti y a toda la familia de la poesía de Salamanca, y mi oración por el alma de Luis y por su familia. Ojalá Dios les dé fuerza en estos duros momentos y, sobre todo, una firme confianza en reencontrarlo algún día. No tuve el honor de conocerlo en persona, pero sus versos transmiten una fuerza extraordinaria; estoy segura de que él, como persona, también lo era. Un abrazo afectuoso y fraterno, deseando que la esperanza te acompañe en todo momento en estos días difíciles.

DENISE EMMER
(Brasil)

Prezado Alfredo,
Meus profundos sentimentos pela perda do poeta Luís Borja. Extensivos sentimentos à família.
Abraços fraternos .

LUZ GIRALDO
(Colombia)

Ay, Alfredo. Qué triste noticia. Desde entonces tuve amistad con Luis. Lamento mucho esta muerte.

HELGE KRARUP
(Dinamarca)

Qué trágico, se me saltaron las lágrimas.
Saludos a él, a su poesía.

CYRILLE YOMI
(Camerún)

¡Qué lástima, irse tan joven!
Mis pésames a sus familiares en El Salvador.

Carlos Bonilla leyendo en el Teatro Liceo (foto de Luis Borja)

JAVIER ALVARADO
(Panamá)

Querido Alfredo: gracias por escribir, aun no salgo de mi asombro y es muy doloroso.  Luis Borja, un gran poeta y un gran ser humano.  Si, en efecto, falleció ayer miércoles.
Gracias por tus palabras sobre su proyecto centroamericano.  El tenía tantos planes, muy creativo y disciplinado.  Dios lo tenga consigo.

ANA C. BLUM
(Ecuador)

Amigo querido: Qué noticia tan triste. Tan joven. Tanto por hacer. Tanto por crear.
Lo lamento mucho.

GIANNI DARCONZA
(Italia)

Querido Alfredo: Lamento mucho la pérdida de un joven poeta como Luis. No tuve la ocasión de conocerle personalmente, pero, al fin y al cabo, todos los poetas es como si nos conociéramos en la distancia.


CÍRCULO DE ESCRITORES DE VENEZUELA

Junta Directiva: Edgar Vidaurre, Magaly Salazar Sanabria, Lidia Salas,
Carmen Cristina Wolf, María Isabel Novillo, Yoyiana Ahumada,
Ildemaro Torres, Farah Cisneros, Luis Beltrán Mago

A Alfredo Pérez Alencart

Apreciado Alfredo: Lamentamos profundamente el fallecimiento del joven escritor Luis Borja. Te agradecemos hacerle llegar a sus familiares y amigos nuestras más sentidas condolencias. Abrazos fraternos,


LUIS CARNICERO
(España)

Querido Alfredo.  Descanse en paz Luis Borja. Es brutalmente conmovedora esta sensación de unir la lectura de un poema y la partida al más allá de quien lo creó.  Qué conmoción la de los matices del verbo, que se agita en función del silencio que lo acoge, y del espacio donde vibra. Y qué distinto suena con los vuelos diferentes de las lenguas que lo ensalzan… pero, sobre todo, con qué latidos tan tristes nos conmueve cuando, desprendido de todo, estalla en los brazos de la muerte que lo regresa al Principio de la Vida, al nombrar divino donde fue por vez primera. Disculpa, acaso escribo al dictado de una voz triste que clama en este momento en la calle vacía.

DENNIS ÁVILA VARGAS
(Honduras-Costa Rica)

Mi querido Alfredo, gracias por seguir honrando el trabajo del maravilloso poeta Luis Borja. He disfrutado mucho tus palabras de introducción, la selección de poemas, las fotos, cada uno de los sentimientos concebidos en las expresiones de los rostros, de las traducciones, de la armonía que se percibe en tan hermosa biblioteca. Cómo nos sorprende la vida con estas noticias tristes, y por otro lado nos muestra también las bondades de los recuerdos. Hay que tener gratitud: cada amanecer, cada latido, cada sorbo de agua, cada sábana para aplacar el frío, cada ser humano amado con una sonrisa en su ser, son bendiciones sobre las cuales debemos sostener nuestro camino.

BORIS ROZAS
(Argentina-España)

No tuve la suerte de conocerle, pero si su poesía habla por él. Me consta que sería un ser extraordinario. Una lástima tan joven, esta pandemia es una tragedia que no cesa.

Macarena Barahona leyendo en el Teatro Liceo (foto de Luis Borja)

MACARENA BARAHONA
(Costa Rica)

Gracias, querido Alfredo, aún no puedo aceptar su muerte. Estuvimos con él en Salamanca y Madrid y luego continuamos comunicándonos. Es parte de nuestro corazón. Saludes


JULIO COLLADO NIETO
(España)

Hermosos poemas y hermoso pórtico tus palabras de homenaje, celebración y recuerdo al joven poeta que quedó dormido en la orilla.

JOSÉ LUIS NAJENSON
(Argentina-Israel)

Querido Alfredo, gracias por informarme. Es triste saber que la parca coronada se llevó a un poeta joven, un “primogénito”, remedando a la décima plaga; porque los poetas son primogénitos en tanto “espías de Dios”.
Un fraterno abrazo.
José Luis

NIDIA MARINA GONZÁLEZ
(Costa Rica)

Muy doloroso. Qué tenga un vuelo suave hacia el amor de la inmensidad.
Abrazo desde la cintura del continente americano.

PAURA RODRÍGUEZ LEYTÓN
(Bolivia)

Querido Alfredo, sentí tristeza al saber de la partida de Luis Borja. Esperemos que pronto termine esta extraña pesadilla.

ALICE SPÍNDOLA
(Brasil)

Alfredo, querido amigo: Que triste notícia! Luís Borja não será esquecido, seus poemas sustentarão sua memoria. Gratíssima por ter me informado. Fique com minha ternura,


SYLVIA MIRANDA
(Perú-España)

Querido Alfredo: No lo conocí, pero siento mucho la partida de un joven poeta y más del entorno de los Encuentros salmantinos que a tantos nos ha enlazado.
Gracias por compartir su poesía.

MARIA RIZOLETE FERNANDES
(Brasil)

Que triste, Amigo! Cada pessoa levada pela covid, é uma perda humana; cada poeta, uma perda humana e uma estrela que se apaga!
Com pesar, abraço-o,

EMILIA GONZÁLEZ FERNÁNDEZ
(España)

Siempre que muere un poeta parece que perdemos un trozo del alma del mundo, pero a la tristeza sigue la constancia de que sus poemas lo contienen. Que la tierra le sea leve.
Gracias, Alfredo por avisar y el hermoso recuerdo de Crear…Un abrazo

Laura García de Lucas leyendo en el Teatro Liceo. Atrás, Wickham, Fajardo y Alencart (foto de Luis Borja)

JOSÉ EDUARDO DEGRAZIA
(Brasil)

Amigo Alencart, que tristes tempos estamos vivendo! A morte de um poeta jovem e talentoso sempre é muito difícil aceitar. Meus sentimentos para os amigos e familiares de Luis Borja.

JOSÉ MARÍA SÁNCHEZ TERRONES
(España)

Mis condolencias, Alfredo, por la pérdida de tu amigo y gran poeta, Luis Borja.
Su obra queda ahí para siempre y, por tanto, Luis, permanecerá entre nosotros.

CARLOS AGANZO
(España)

Le recuerdo bien, querido Alfredo. Era un buen poeta. Una verdadera lástima. ¿Qué tal estáis vosotros?

EDDA ARMAS
(Venezuela)

Un saludo Alfredo. Nos das una muy triste noticia. La muerte del poeta Luis Borja es inconcebible y su poesía estremece. Gracias por compartirla. Reciban Jacqueline y tu un fuerte abrazo desde Caracas de nuestra parte, esperando estén bien resguardados o mejor, ya vacunados. Aquí esperando nos llegue alguna de las vacunas, preferible la rusa. El encierro sigue siendo la forma de los días pero activada, escribiendo mucho, y atendiendo algunos y distintos proyectos.
Edda


JOSÉ ANTONIO SANTANO
(España)

Lamento profundamente su perdida. La poesía universal está de luto por Luis Borja. Descanse en paz. Mi abrazo para ti y todos los poetas iberoamericanos.

ÁNGEL SAN JUAN MARCIEL
(España)

Amigo Alfredo, deseo transmitir mi más sentido pésame a familiares y amigos de Luis Borja D.E.P. es muy triste que una persona tan joven nos haya dejado por el maldito virus.


MARIO CAMELO
(Colombia-Suiza)

Me uno a la tristeza por la pérdida del poeta Luis Borja.
Hace cien años perdimos a Guillaume Apollinaire, Franz Kafka, Egon Schiele… entre otros. Agradecemos a la vida el que nos hayan acompañado un instante de indecible intensidad.

CYRO DE MATTOS
(Brasil)

Querido Alfredo. Muito lamentável, essa notícia triste, triste…
Que Deus receba o poeta para o descanso eterno.
Meus sentimentos aos familiares de Luis Borja.

Héctor Ñaupari leyendo en el Teatro Liceo (foto de Luis Borja)

ANÍBAL LOZANO JIMÉNEZ
(España)

Querido Alfredo: Lamento la desaparición de Luis Borja, VI PREMIO INTERNACIONAL DE POESÍA ‘PILAR FERNÁNDEZ LABRADOR’ por UMIT, cuya palabra y memoria quedarán con nosotros, amigo Alfredo. Como en esencia el hermoso prólogo de Carmen Ruiz Barrionuevo.

‘Todo comienza amando la madrugada…’

Y un abrazo grande a todos.

ABDUL HADI SADOUN
(Irak – España)

Triste noticia, mis pésames por la muerte de Luis Borja, querido Alfredo. que descanse en paz allí donde esté.

GERARDO RODRÍGUEZ
(México)

Lamentable noticia, mantuve contacto con él desde el encuentro. Lo recordaré con afecto. Abrazos.

NICOLAU SAIAO
(Portugal)

Mano Alfredo, boa tarde.
Atenção: traduz, por favor, o poema que aqui vem do infausto Luís Borja para eu publicar no Casa do Atalaião!

ANA BECCIU
(Argentina)

Una pena muy grande. Tan joven.

CLAUDIO AGUIAR
(Brasil)

Querido Alfredo: minhas sentidas condolências à família e aos amigos comuns do poeta Luís Borja, que tanto luz trouxe àqueles que viram e ouviram sua lavra poética, inclusive em terras salmantinas.

Juan Carlos Martín Cobano leyendo en el Teatro Liceo (foto de Luis Borja)

EDUARDO HERNÁNDEZ PÉREZ
(España)

Buenos días, Alfredo:
Lamento la pérdida de una persona tan joven. Aunque el tiempo que estamos viviendo invitaría a acostumbrarse a estas terribles noticias, no creo que lleguemos a hacerlo…ni sería bueno. Muchas gracias por informarme y por tus amables palabras.

MARGARITA BECEDAS GONZÁLEZ
(España)

Querido Alfredo, qué tristeza, cuánto lo siento. Esto es terrible. Muchas gracias por informarme. Un abrazo para ti y mi más sentido pésame a su familia carnal y poética.

ANA RUSSO
(Argentina)

Alfredo, lamento mucho la pérdida del joven poeta Luis Borja. En lo mejor de su vida se va. Son designios de Dios y también esta maldita pandemia que no pareciera tener fin.  Te doy mis condolencias a vos que eras su amigo e imagino la tristeza de su familia. Por acá hay muchas muertes también. Abrazo fraterno desde Argentina

Luis Borja y otros poetas invitados a la entrada del Museo DA2, de Salamanca

Aquí menciono solo algunos de los nombres de quienes manifestaron su pesar por la pérdida de Luis: Ricardo Rivero Ortega (Rector de la Universidad de Salamanca, España), Mainak Adak (India), Cristina Chiama (Argentina), Astrid Fugellie Gezan (Chile), Pío E. Serrano (Cuba-España), Ingrid Valencia (México), Julieta Dobles (Costa Rica), Margaret Saine (Alemania-EE.UU.), Jaime Salazar Zuloeta (Perú), Francisco Caro (España), Eduardo Dalter (Argentina), Odalys Interian (Cuba-EE.UU.), Jeannette L. Clariond (México), Reinaldo García Ramos (Cuba-EE.UU.), Ángel Luis Delgado (España), Carmen Prada Alonso (España), Víctor Oliveira Mateus (Portugal), Adriano Corrales Arias (Costa Rica), Giovanna Benedetti (Panamá), Sergio Inestrosa (El Salvador-EE.UU.), Sol de Diego (España), Enrique Viloria (Venezuela), Isel Rivero (Cuba-España), Enrique Villagrasa (España), Gabriel Jiménez Emán (Venezuela), Fulgencio Martínez (España), Fernando Salazar Torres (México), Manuel Corral (España), Carlos Bonilla (Costa Rica), Socorro Latasa Miranda (España), Carlos Arboleda (Colombia-EE.UU), Antonio Gómez Yebra (España),  Olga Moros (España), Noemí Vizcardo Rozas (Perú)…


DOS RECUERDOS PRECEDENTES

Aquí los dos recuerdos que se publicaron en la revista Crear en Salamanca. No se repiten ninguna de las fotos ya publicadas en estas noticias.

LA PANDEMIA SE LLEVÓ AL POETA LUIS BORJA, VI PREMIO PILAR FERNÁNDEZ LABRADOR. UN POEMA SUYO QUE SALAMANCA HIZO VOLAR POR LOS CIELOS DEL MUNDO
http://www.crearensalamanca.com/la-pandemia-se-llevo-al-poeta-luis-borja-vi-premio-pilar-fernandez-labrador-un-poema-suyo-que-salamanca-hizo-volar-por-los-cielos-del-mundo/

LUIS BORJA EN LA UNIVERSIDAD Y TRES POEMAS ‘SALMANTINOS’ TRADUCIDOS AL ITALIANO POR GIANNI DARCONZA. FOTOS DE ÁLEX AVENIDA Y JACQUELINE ALENCAR
http://www.crearensalamanca.com/luis-borja-en-la-universidad-y-tres-poemas-salmantinos-traducidos-al-italiano-por-gianni-darconza-fotos-de-alex-avenida-y-jacqueline-alencar/

TEXTO DE DENNIS ÁVILA VARGAS, AL RESPECTO

Mi querido Alfredo, gracias por seguir honrando el trabajo del maravilloso poeta Luis Borja. He disfrutado mucho tus palabras de introducción, la selección de poemas, las fotos, cada uno de los sentimientos concebidos en las expresiones de los rostros, de las traducciones, de la armonía que se percibe en tan hermosa biblioteca. Cómo nos sorprende la vida con estas noticias tristes, y por otro lado nos muestra también las bondades de los recuerdos. Hay que tener gratitud: cada amanecer, cada latido, cada sorbo de agua, cada sábana para aplacar el frío, cada ser humano amado con una sonrisa en su ser, son bendiciones sobre las cuales debemos sostener nuestro camino.

Por otro lado, querido poeta, ¡inmensa la noticia de saber que el Premio Pilar Fernández Labrador sigue creciendo. Lo he celebrado y publicado de inmediato la noticia cuando lo supe, así lo seguiré haciendo con los finalistas y los libros ganadores.

Saludos fraternos a los tres del Tormes desde los Tres de Concepción de Tres Ríos.

Dennis

Zeljka Lovrencic con su ejemplar dedicado de UMIT

ŽELJKA LOVRENČIĆ
(Ensayista, traductora e hispanista croata)

 Apreciado Alfredo, no puedo creer que Luis Borja haya muerto!!!
Tengo la traducción de su majestuoso poemario, todavía no editado.
Que lo cuiden ángeles!

UMIT / KOST
(En castellano y croata)

SE [I]

Todo comienza amando la madrugada
Amando el canto de los gallos que buscan un nombre de luna
Todo comienza en la ternura de las flores y sus pétalos de sangre
Todo, absolutamente todo, comienza amando la saliva
Porque de la saliva y del barro somos
Somos la jícara y el destino de la tierra
Todo, absolutamente todo, comienza con la tibieza del día
Con la sonrisa caliente de todos los astros: el nacimiento del padre y el fuego.
Yo
que soy saliva y barro, planta y ternura
comprendo que somos bebidos por la luz y el día.
Pero también, mi hermano, somos de la noche
de la oscuridad y la luna: la madre.
Todo comienza en la sonrisa de la jícara y de la raíz
En la plegaria de sangre que cantamos
Todo comienza en la tierra y el sudor
En la semilla que nace en la palma de la mano
Todo comienza en la nocturna sonrisa del delirio
Y no
no callamos la locura ni la muerte
Ni el disparo que quebró los huesos de la tierra
de los huesos que nacieron como piedras
Todo comienza pues, con la ternura entre las manos y con el odio entre los dientes
Todo comienza, mis hermanos, en el sueño de los pájaros y su grito de sangre

JEDAN (I)

Sve počinje ljubeći zoru
Ljubeći kukurikanje pijetlova koji mjesecu traže neko ime
Sve počinje uz nježnost cvjetova i njihovih krvavih latica
Sve, baš sve počinje ljubeći slinu
Jer mi smo sačinjeni od sline i blata
Mi smo tikvica za piće i sudbina zemlje
Sve, baš sve počinje mlakošću dana
Toplim osmijehom svih zvijezda: rođenjem
oca i vatre.
Ja
koji sam slina i blato, biljka i nježnost,
razumijem da nas ispijaju svjetlost i dan.
Ali, brate moj, mi smo također sačinjeni od noći,
Od tame i mjeseca – majke.
Sve počinje s osmijehom u tikvici za piće i s korijenom
U molitvi od krvi o kojoj pjevamo
Sve počinje u zemlji i u znoju
U sjemenki koja se rađa na dlanu
Sve počinje u noćnome osmijehu bunila
I ne
Ne prešućujemo ni ludost ni smrt
Ni pucanj koji je zemlji slomio kosti,
one kosti rođene kao kamenje
Dakle, sve počinje s nježnosti među rukama
i s mržnjom među zubima
Braćo moja, sve počinje u snu
ptica i u njihovome krvavome kriku     

Portada de UMIT (Ediciones Diputación de Salamanca), con ilustración de Miguel Elías

UME [II]

La sangre de la tierra es nuestra
en ella estamos vertiendo la agonía de todos los huesos
Y esto, amigos, la sangre que se derrama
es la palabra que empieza a ser fecundada por neblinas.
Ya no sabemos nada de la tierra
no sabemos de la frescura y de la sombra que nos asecha
Ahora, yo, que hilvano el hilo de la sangre
y que junto todos los cráneos entre mis manos:
Aprieto la tierra y digo todos los nombres en nombre de la sangre
en nombre de los perdidos y olvidados
en nombre de mi madre que nutre con sus huesos los maizales
en nombre de mi padre que arrastra las mil condenas de la tierra en su atormentada piel llena de arrugas.
Yo, recuerdo los nombres de la tierra: padre y madre atados desde los huesos
recuerdo esta tierra desolada en la que se despeñan los nombres de la sangre
los nombres de la carne que la nutren
Esta tierra que habito con la angustia de un niño perdido
desde ella hablo
con toda la voz habitada de sangre…


DVA (II)

Krv zemlje naša je;
u nju pretačemo agoniju svih kostiju
A ono što se, prijatelji, razlijeva
riječ je koju magle počinju oplođivati.
Više ne znamo ništa o zemlji;
ne znamo za svježinu i za sjenu što nas vreba
Ja koji pletem niti krvi
i koji okupljam sve lubanje u svojim rukama sada
pritišćem zemlju i izgovaram sva imena u ime
krvi
u ime izgubljenih i zaboravljenih
u ime moje majke koja svojim kostima hrani
polja kukuruza
u ime moga oca koji svojom izmučenom kožom punom bora
zemljom vuče tisuću kazni.
Sjećam se svih imena zemlje: oca i majke zavezane
za kosti
Sjećam se ove puste zemlje u koju se strmoglavljuju
imena krvi
imena tijela koja je hrane
zemlje u kojoj živim uz tjeskobu izgubljenog djeteta;
iz nje govorim
punim glasom nastanjenim krvlju….

Luis Borja Leyendo en el Teatro Liceo (foto de A. P. Alencart con la cámara de Luis Borja)

YEY[III]

Yo soy el padre del que habla.
Hoy me arrancan de la tierra con las uñas sangradas en la nada
Yo soy el padre
el vejestorio de huesos que guarda un delirio de sangre
Yo
me niego a morir cruzando los brazos de tristeza
Yo soy el puño y el grito
porque lucho desde los rincones de la piedra
Tengo las fuerzas en la sangre que me bulle como un caballo perdido
Respiro
y encuentro en mis manos los huesos de mis abuelos
Respiro
y voy amagando con la amargura de mis años
porque habitan en mí, todas las ansias de la primera cosecha
de la saliva del padre de mi padre
y de la madre de mi madre
porque me habitan todos como una cadena de huesos que me detienen para que no caiga
Por eso
Me adhiero a tu aroma agreste sorprendido por la lluvia
Me adhiero a la extraña suerte que nos invita el delirio
No me rindo
No me caigo
Me sostienen tus huesos
Y empuño en mis manos el ombligo de mi familia
La trenzada ternura de todos mis hijos
No me la arrancan
Ni con el golpe, ni con la mentira
Ni con mil papeles que hayan firmado todos los tiranos
No se pueden llevar la tierra
No se pueden llevar mi casa
porque mi casa no es sólo mi casa
porque está habitada de todos los nombres que las sangre nos cosecha
y al perderla, pierdo todo lazo que me ata a los años
pierdo las caricias dibujadas de mis hijos
y pierdo los consejos de mi padre.
La tierra no se puede perder
porque se perdería el sustento y la saliva
Perdería mi lengua y la voz
Es más, perdería el grito de la sangre
¿Y entonces, qué sentido tendría resistir?
Me quedaría mudo como la piedra
Me quedaría habitado por todos los vacíos
nadie me vería zanjando los nombres de la sangre
Por eso, yo me resisto con el golpe
Yo me resisto agitado por el polvo y los astros
y desde ahora, no encuentro el sosiego.
Yo soy el padre del que habla y no me pueden quitar la tierra
porque la tengo metida en cada herida de la cara
porque han sido las manos de polvo que me sostienen
y eso, señores, sólo se quita con la muerte.
Yo soy el padre del que habla y no me pueden quitar la tierra
porque la tierra es la carne
porque la tierra es el hueso
porque la tierra es el puño
porque la tierra es la sangre
porque yo soy la tierra


TRI ((III)

Ja sam otac onoga tko govori.
Danas me krvavim noktima
izvlače iz zemlje u ništavilo
Ja sam otac
starkelja sačinjen od kostiju koji čuva bunilo krvi
Odbijam umrijeti od tuge prekriženih ruku
Ja sam pesnica i krik
jer se borim iz kamenih rubova
Snaga mi je u krvi koja vrije kao izgubljeni
konj
Dišem
i u rukama pronalazim kosti svojih djedova i baka
Dišem
i s gorčinom mojih godina skrivam se i saginjem
jer u meni žive sve žudnje prve berbe
iz sline oca moga oca
i majke moje majke
Sve me nastanjuju poput lanca od kostiju koji
me zaustavlja kako ne bih pao
Zbog toga
prianjam uz tvoj divlji miris koji je kiša iznenadila
Prianjam uz tvoju čudnu sudbinu koja nam priziva bunilo
Ne predajem se
Ne padam
Pridržavaju me tvoje kosti
i u svoje ruke uzimam pupak moje obitelj
isprepletenu nježnost sve moje djece
Ne oduzimaju mi ga ni udarcem ni lažima
Ni s tisuću papira koje su potpisali svi tirani
Ne mogu odnijeti zemlju
Ne mogu odnijeti moju kuću
jer
budući da je nastanjuju sva imena koja nam krv
daje
moja kuća nije samo moja kuća
Ako je izgubim, izgubit ću bilo kakvu vezu koja me veže uz godine
izgubit ću nacrtana milovanja svoje djece
ostat ću bez savjeta svoga oca.
Zemlja se ne može izgubiti je bi nestala podrška i slina
Osta bih bez svoga jezika i glasa
Štoviše, izgubio bih krik krvi
I onda, kojem bih se osjećaju morao oduprijeti?
Ostao bih nijem poput kamena
Sve bi se praznine nastanile u meni
Nitko me ne bi vidio kako iskapam imena iz krvi
Zbog toga se opirem uz udarac
Opirem se uznemiren prašinom i zvijezdama
i od ovoga trenutka ne pronalazim spokoj.
Ja sam otac onoga tko govori. Ne mogu mi oduzeti zemlju
jer se ona nalazi u svakoj rani na mome licu
i jer me podupiru ruke od prašine
A to, gospodo, nestaje tek sa smrti.
Ja sam otac koji govori i ne mogu mi oteti zemlju
jer zemlja je tijelo
jer zemlja je kost
jer zemlja je pesnica
jer zemlja je krv
jer ja sam zemlja

Luis Borja con los poetas croatas Lana Derkac y Davor Salat

NAHUI [IV]

En mis cantos están todos los murmullos de los pájaros
en ellos voy arropando el sueño de todos los niños
Duermen, y no conocen el delirio de la sangre
porque duermen en mi refajo y su cabeza es como una luna sangrada que nos sigue
En mis cantos va trenzada nuestra historia
van construyéndose como imágenes de agua y luz
Y ahí aparecen todos los muertos que yo amé
Los seres de los vientos y de la neblina
La canción de los muertos perdidos
Los misterios de la cuna para dormir a los niños
El inicio de los hombres en la saliva de los jícaros
Las torrenciales palabras de la lluvia.
En mi canto sale la saliva y la sangre junto al silbido y caen mis hijos en la voz dormida
yo los sostengo con mis dientes de miel para que no les pregonen mil males
yo los aprieto entre las manos para que no se distancien entre la nada.
A veces, se pierden entre mis coronas de humo
como niños nahuales que juegan a encanecer la noche
En mi canto va el grito y el tiempo
La historia de mis muertos furtivos
Juntitos todos, hueso a hueso, para darse calor
para no olvidar las palpitaciones de los años.
Por eso mi voz deletrea la historia de mi sangre
que es la historia de la arruga sobre la frente
Yace en mi garganta el polvo apacible de la tierra y mi voz también es de ellos, porque mi voz también es cuna
Es cuna y humo entre las manos.
A veces, apenas alcanzo a deletrear sus añitos encendidos entre mis dientes
y ahí van cayendo, uno a uno, como un futuro nutrido por mi voz
y ahí van creciendo con todas las confabulaciones de la vida
tomando de la tierra la sangre y el hueso.
Yo por eso, acostumbro a cantarles la pieza de los árboles
las tonadas tristes de sus ramas quebradas
les canto, las historias de los padres de mis padres y el susurro de los maizales
les canto encendiéndoles la luz de los días
explicándoles los secretos de las mariposas.
Yo les canto con está voz dormida y acostumbro a ceñirme al pliegue de sus falanges antes de que la muerte me alcance
porque mi cuerpo empieza a acomodarse a los huesos
y mis manos van a acostumbrándose al silencio
porque ya la vida se me va apagando
y la carne ya no es mi carne
y la sangre se me va gastando.
Pero aun así, quiero morirme cantándoles
Voy cantándoles para quedarme atrapada entre sus brazos
para que no sientan miedo cuando los sorprenda la muerte
para que vuelvan todos juntitos al regazo
para que vuelvan y descansen entre mis manos
para que logren recordar la ternura
para que logren encontrar la calma
para que retornen dónde la abuela

NAHUI (IV)

U mojim su pjesmama svi žamori ptica
U njima skrivam san sve djece
Ona spavaju i ne znaju za bunilo krvi
Spavaju u mome odrazu i njihova je glava poput
krvavog mjeseca koji nas prati
U mojim je pjesmama isprepletena naša povijest
Stvara se kao slike vode i svjetlosti
I tu se pojavljuju svi mrtvi koje sam volio
Bića vjetrova i magle
Pjesma izgubljenih mrtvaca
Tajne kolijevke u kojima uspavljuju djecu
Začeće ljudi u slini, u tikvici za piće
Silovite riječi kiše
U mojoj pjesmi slina i krv izlaze skupa sa zviždukom
i moja djeca padaju u uspavani glas
Pridržavam ih svojim zubima od meda
kako ih ne bi progonila moja zlâ
stišćem ih u rukama da se ne bi odvojila u
ništavilu.
Ponekad se gube u mojih krunama od dima
Poput djece nahuala  koja se igraju starenja noći
U mojoj se pjesmi nalaze krik i vrijeme
povijest mojih tajnovitih mrtvih
Svi su skupa, kost uz kost, kako bi se zagrijali,
kako ne bi zaboravili otkucaje godina.
Zbog toga moj glas otkriva povijest moje krvi
koja je povijest bore na čelu
U mojem grlu leži spokojna prašina zemlje i moj je glas
također njihov kao i kolijevka
Kolijevka je i dim među rukama.
Ponekad jedva uspijevam otkriti njihove godinice zapaljene
među mojim zubima
i one tamo, poput budućnosti hranjene mojim
glasom,
padaju jedna po jedna,
i uzimajući iz zemlje krv i kost
rastu uz sve životne zavjere.
Zbog toga, ja dijelu stabala obično pjevam
tužne napjeve o njihovim slomljenim granama
Pjevam im priče roditelja mojih roditelja i
šaputanje kukuruzišta
Pjevam im paleći svjetlost dana,
objašnjavajući im tajne leptira.
Pjevam im ovim uspavanim glasom i prije nego što me smrt
zaskoči
obično se opašem
naborima članaka njihovih prstiju.
Jer moje se tijelo počinje smještati među kosti
i moje se ruke privikavaju na tišinu
Jer život mi se već počinje gasiti
i moje tijelo više nije moje tijelo
i krv mi se počinje trošiti.
Ali, čak i tako, želim umrijeti pjevajući vam
Pjevam vam kako biste me držali u naručju
kako ne biste osjećali strah kad vas zatekne smrt
kako biste se svi zajedno vratili u moje krilo
kako biste se vratili i odmorili u mome zagrljaju
kako biste se uspjeli prisjetiti nježnosti
kako biste uspjeli pronaći mir
kako biste se vratili baki 

 

Laura García de Lucas, António Salvado y Luis Borja (foto de A. P. Alencart con la cámara de Luis Borja)

 

MAKUIL [V]

Empiezan a cruzar los pájaros y en su pico llevan el presagio de la sangre.
Empieza pues, la sonata de la sangre y de la muerte.
Van desollándose todos los árboles
Van alborotándose todas las tormentas de las palabras
Porque juntos han empezado a quebrarse todos los sueños de las ramas y ya no abrazan a la nada.
El cielo se ha carcajeado con una sonrisa roja y me pregunto:
¿Cuál es la agonía que ahora nos inventas?
¿Por dónde empezarán a buscarnos y si el alma será desierta?
¿Cuál será la placa que conmemore todos los nombres?
Ya no seremos la pluma, ni el aire.
El vuelo de los pájaros pregona la herida,
será inmensa será abierta,
tendrá la oquedad de todos los nombres.
Van cruzando 400 pájaros con el vuelo agónico
porque se ha escuchado el golpe de la tierra reclamando sus huesos.
Empiezan a cruzar los pájaros y en su pico llevan el presagio de la sangre.
El cielo ha empezado a quebrarse bajos sus alas
¡Ay cuántas tormentas empiezan a quebrar tus alas!
¡Ay cuántas tumbas vendrán nombrándote!

PET (V)

Počinju prelijetati ptice i u kljunu nose pretkazanje
krvi.
Znači, započinje sonata krvi i smrti.
Svo drveće raste
Sve oluje riječi uznemiruju se
Jer zajedno su se započeli slamati svi snovi
grana i više ne grle ništavilo.
Nebo se cereče crvenim smijehom i pitam se:
kakvu nam sad agoniju izmišlja?
Gdje će nas početi tražiti i hoće li duša biti prazna?
Koja će ploča podsjetiti na sva imena?
Više nećemo biti perje ni zrak.
Ptičji let nagoviješta ranu;
bit će ogromna, bit će otvorena
u šupljini će joj biti sva imena.
U agonijskom letu prelijeće 400 ptica
začuo se udarac zemlje koja zahtijeva svoje
kosti.
Prelijeću ptice i u kljunu nose pretkazanje
krvi.
Ispod njihovih krila, nebo se počelo slamati
Jao! Kolike oluje počinju uništavati tvoja krila!
Jao! Koliki će te grobovi spomenuti!

 

Tony Peña y Luis Borja, llegando al Museo DA2

 

CHIKUASEN [VI]

Ahora empiezo a hablar la lengua del fuego.
Mil golpes del ruido me inundan la cabeza
hablo del inicio de la muerte -la que baila en un aro de vidrio-
Vienen los gritos y los llantos
Viene la boca y estira el bostezo
Me dicta mil voces una lengua extraña
¿Quién me habla del sigilo del venado?
-hay un animal que está perdiendo la ternura-
La tierra masticará los huesos de mi hermano
Háblame hermano
Háblame fuego
Háblame de los mil cambios del tiempo
Háblame del golpe y de la sangre que se avecina
porque encontraremos el tamaño de la demencia juntos a los huesos
Absorberemos las plegarias de ceniza para espantar a los muertos
Hablo del fuego y de la sangre
Háblame hermano
Háblame fuego:
Empezarán a herir la tarde en nombre de los pájaros
¿Cuál es el hueso del ala? ¿Cuál es el nido?
Escondidos entre las piedras una mano empuñará la sangre.
Será hora de correr.
El miedo temblará  como niño sorprendido.
Desangrados estarán los ojos en los huecos de la mano.
Es el abuelo el que te habla ahora de 35000 lienzos de la carne.
Veo los restos que quedarán a través del humo
Descenderán por las calles como un río de piedra
Machete y golpe alborotarán los rastros del delirio
¿De quién es esa mano que se quiebra?
¿De quién es ese pie sumergido entre el lodo?
¿Quién es el muerto que mi sueño ve colgado sobre una ceiba?
¿Tendremos las manos empuñadas?
Nuestros pasos saltarán los cañaverales para encontrar el reposo.
Ahora que el pájaro me canta con la sangre
Entiendo los ritos del fuego y su lengua
Que comiencen las canciones del tambor abatido.
Hay un espíritu que nos impulsa contra la muerte…
Comenzarán las canciones de la sangre…


ŠEST (VI)

Sada počinjem govoriti jezikom vatre.
Bučni udarci preplavljuju mi glavu
govorim o početku smrti – one što pleše u prstenu od stakla –
Dopiru krikovi i plač
Dolaze usta i zijevaju
Neki mi čudan jezik diktira tisuću glasova
Tko mi govori o skrivanju jelena?
–          Jedna životinja više nije nježna –
Zemlja će prožvakati kosti moga brata
Pričaj mi brate
Pričaj mi vatro
Pričaj mi o tisuću promjena vremena
Pričaj mi o udarcu i o krvi koja se nazire
jer ćemo zajedno s kostima pronaći snagu
ludosti
Upit ćemo molitve pepela kako bismo preplašili
mrtve
Govorim o vatri i o krvi
Pričaj mi brate
Pričaj mi vatro:
Hoće li početi ranjavati večer u ime ptica?
Koja kost pripada krilu? Koja je gnijezdo?
Dok budemo skriveni među kamenjem, jedna će ruka dohvatiti krv.
Počet će sat trčanja.
Strah će drhtjeti poput iznenađenog djeteta.
Oči će u šupljini ruke iskrvaviti.
Djed ti sada govori o 35000 komada mesa.
Kroz dim sam vidio ostatke
Spustit će se ulicama poput kamene rijeke;
mačeta i udarci poremetit će tragove bunila
Čija se ruka slama?
Čija je ovo noga uronjena u blato?
Tko je ovaj mrtvac kojega moj san vidi obješenog o
drvo ceibe
Hoće li nas uhvatiti za ruke?
Naši će koraci poskakivati trsticima kako bi pronašli
mir.
Sada dok mi ptica pjeva krvlju
shvaćam obrede vatre i njezin jezik
Neka započnu pjesme bezvoljnog bubnja.
Postoji duh koji nas potiče na borbu protiv smrti…
Započet će pjesme krvi…

Luis Borja Saludando a la concejala de cultura María Victoria Bermejo, en presencia del alcalde Carlos García Carbayo, su esposa y A. P. Alencart (foto de Jacqueline Alencar)

CHIKUME   [ VII]

A la orilla del camino hay un hombre con sombrero que habla la lengua de las balas
Es otra lengua distinta a la nuestra
-La lengua del fuego y de la ceniza-
Nos habla de la tempestad de los caballos
de lo salvaje que lleva atormentado en su pecho
Lo vemos y en sus manos teje con hilos rojos nuestros pasos
Dice que son pasos de piedra y golpe
Nos habla de los golpes del martillo sobre nuestras manos
Dice que nuestras manos están sangradas por la tempestad de los años
Habla mucho y habla despacio
Dice que también siente las palpitaciones de la tierra
Que llora junto a nosotros la lejanía de la sangre
Nos alienta ante la injuria de los asnos
De su boca salen mil palabras de humo
Pero no mide la inmensidad de los astros
Saca de sus manos lo endurecido del árbol
Las levanta como ofreciéndolas al sol
Las sostiene con la venganza de los mares
Levanta sus manos para bloquear el aturdido golpe que nos atañe
Y en su hueco cabemos todos
35,000 cantos estrellados con la algarabía de los pájaros
Incendia la voz de todos, nos ha convencido con el calor de las lágrimas
En su voz y junto a nosotros los volcanes han iniciado la tormenta…


SEDAM (VII)

Na rubu puta nalazi se čovjek sa šeširom koji
govori jezikom metaka
To je drugačiji jezik od našeg
– jezik vatre i pepela –
Govori nam o oluji o konjima
o divljaštvu koje nosi u grudima i koje ga muči
Vidimo ga. Svojim rukama i crvenim nitima tka naše korake
Kaže da su to koraci od kamena i udarca
Govori nam o lupanju čekićem po našim rukama
Kaže da su naše ruke krvave zbog oluje
godina
Priča puno i polako
Kaže da također osjeća podrhtavanje zemlje
Da plače skupa s nama zbog udaljenosti krvi
Hrabri nas pred uvredama primitivaca
Iz njegovih usta izlazi tisuću riječi sačinjenih od dima
Ali ne mjeri ogromnost zvijezda
Sa svojih ruku uklanja koru drveta
Podiže ih kao da ih nudi suncu
Drži ih u zraku uz osvetu morâ
Podiže ruke kako bi spriječio zbunjujući udarac koji nas
zabrinjava
A u njegovu šupljinu svi stanemo
35000 zvjezdanih pjesama uz graju ptica
pali glas sviju; uvjerio nas je uz toplinu
suza
U njegovom glasu i u našoj blizini vulkani su zapalili
oluju…

Carmen Ruiz Barrionuevo comentando el prólogo de UMIT, en la Sala de la Palabra (foto de Jacqueline Alencar)

CHIKUEY    [VIII]

Alguien nos invoca en el filo del machete y ofrece nuestra carne como un sacrificio.
Es la hora de la sangre en el sacrificio de la piedra
Alguien nos dice que la fuerza viene de los huesos y en memoria de ellos, que son el semen de las plantas, alguien tiene que morir
Alguien habla el filo de otras lenguas
corta las palabras a la estatura de las sombras
nos dice que somos la sangre
nos dice que somos el golpe
Alguien nos invoca al grito de la tierra, al sacrificio.
Nosotros
que estamos cansados de la palpitación de los golpes
Nosotros
que estamos abiertos desde adentro, desde la memoria que nos desangra, decimos:
que vaya nuestra sangre en nombre de todos los males
que vaya nuestra carne en nombre de toda la tierra
que vaya el corazón henchido de la saliva
que ya no quepa el miedo en el hueco de las manos
que el grito de la madre se libere entre todos los maizales
que los pájaros lloren toda la sangre
que las manos se vayan juntando como una bandera
porque nosotros, los herederos del hueso y de la espina,
vamos derribando la semilla de la sangre en todos los albores de la muerte…


OSAM (VIII)

Netko nas zaziva na oštrici mačete i nudi naše
tijelo kao žrtvu.
Vrijeme je za krv i žrtvovanje kamena
Netko nam kaže da snaga dolazi od kostiju i
u sjećanje na njih koje su sjeme biljaka
netko mora umrijeti
Netko govori na oštrici drugih jezika
reže riječi u visini sjena
kaže nam da smo krv
kaže nam da smo udarac
netko nas uz vrisak zemlje poziva na žrtvovanje.
Mi
koji smo umorni od titranja udaraca
Mi
koji smo otvoreni iznutra, iz sjećanja zbog kojega
krvarimo, kažemo:
neka istječe naša krv u ime svih zala
neka u ime čitave zemlje ode naše tijelo
neka nas napusti srce natečeno od sline
neka u šupljinu ruku više ne stane strah
neka se među svim kukuruzištima oslobodi majčin krik
neka ptice isplaču svu krv
neka se ruke skupe poput zastave
jer mi, nasljednici kostiju i bodlji,
obaramo sjemenku krvi u svakoj zori
smrti…

Portada de la versión portuguesa de UMIT, traducida por Leonam Cunha, prólogo de de Alves de Faria e ilustración de Luis Cabrera

CHIKNAWI [IX]

Yo retomé la sangre en mis manos para delinear el mapa de mi tierra.
Compuse con todos mis huesos la memoria de un país desdibujado
Sólo supe empuñar la cólera para lanzarme a la muerte
¡Chiflún! Sonaban el filo contra el filo de mi hueso
Y sólo veía caer los cuerpos como poquitos de piedra
Y yo corría como queriendo empuñar el aire
Y ¡chiflún! sonaban los planazos que partían la carne
Y sólo veía correr los riyitos de sangre adornando con figuras las calles
Yo retomaba la sangre de mis muertos para empaparme de memoria
Para no olvidarme dónde esquihabían caído
Pero pronto, señor, yo era un puño de sangre que corría entre los pedregales
Y supe que los muertos estaban por todos los lados.
Unos dicen que se asusta con la muerte pero eso es mentira
Yo nadaba entre los huesos como una sombra que no encuentra camino
Y ¡chiflún! sonaban los filazos como gritos destellados
Yo nadaba entre las manos muertas y apretaba todos mis párpados para no encontrar el miedo.
Bailaban todas las piedras para deletrearme el lomo y no me encontraban
Yo, con el corvo entre las manos pregonaba la muerte
Y ¡chiflún! se partía la carne
Y¡chiflún! se vengaba la sangre
Porque yo me aferraba a la sangre
Porque yo me aferraba a la madre que con su muerte adornaba de miel los cafetales…


DEVET (IX)

U ruke sam preuzeo krv kako bih ocrtao zemljovid
svoje zemlje.
Svim sam svojim kostima sastavio sjećanje na jednu zamagljenu
zemlju
Znao sam samo preuzeti bijes kako bih se bacio u smrt
Paf! Odjekivali su rubovi moje kosti
I vidio sam samo kako tijela padaju poput kamenčića
I trčao sam želeći uhvatiti zrak
I paf! Odjekivali su udarci mačem koji su raspolovili tijelo
I vidio sam samo kako teku rječice krvi ukrašavajući ulice
slikama
Preuzimao sam krv svojih mrtvih kako bih se natopio
sjećanjem
Kako ne bih zaboravio gdje su pali gdjesubili
Ali, ubrzo, gospodine, bio sam mlaz krvi što se slijevao
među stijenama
I znao sam da se mrtvi nalaze posvuda.
Ljudi kažu da se čovjek uplaši smrti ali to je laž
Ja sam plivao među kostima poput sjene koja ne
pronalazi put
I paf! Odjekivali su poput raspršenih krikova udarci oštricom
Plivao sam među mrtvim rukama i pritiskao
kapke da bih odagnao strah.
Svo je kamenje plesalo kako bi otkrilo moje slabine.
Nisu ih
pronašli
Ja sam s kukom u ruci najavljivao smrt
I paf! Raspadalo se tijelo
I paf! Osvećivala se krv
Jer privio sam se uz nju
Privio sam se uz majku koja je sa svojom smrti
medom ukrašavala plantaže kave…

 

Miguel Elías haciendo entrega de su cuadro para Luis Borja (foto de Jacqueline Alencar)

 


MAJTAKTI  [X]

Yo retomé el golpe por mis manos
Yo estaba cansado de ir corriendo por la angustia
Yo estaba cansado de la historia del maltrato
En mis manos retomé el maltrato de toda la carne
En mis manos tuve la tormenta de todos los volcanes
Me acerqué a la sangre como un abismo que se prolongaba
Ofrendé mis huesos a toda la memoria
Porque yo era eso: memoria y golpe
Yo era el espejo desmemoriado de lo injusto pues
Por eso en mis manos estuvieron los golpes de todos los años
Por eso golpeé como se golpea la historia
Por eso grité con mi corazón encandilado
Porque con el pasar de los años nosotros éramos una herida que deletreaba todos los daños
Porque con el pasar de los años nosotros habitábamos sobre el vacío
Porque nuestra historia era la ardiente mordida del destierro
y eso era ya no atarse a los lazos de la sangre
y eso era estar descifrado sobre lágrima
por eso yo retomé el golpe y la sangre
por eso yo repartí la muerte de una forma exacta
para que la sangre fuera zurciendo todas las heridas
para detener la angustia de todos los pájaros
para vengarme del olvido
para ir cerrando los ojos de los muertos que no hemos llorado…

DESET (X)

Svojim sam rukama preuzeo udarac
Bio sam umoran od tjeskobnog trčanja
Bio sam umoran od priče o zlostavljanju
U svoje sam ruke preuzeo zlostavljanje čitavog tijela
U svojim sam rukama imao oluju svih vulkana
Približio sam se krvi kao da se radi o ponoru koji se produžavao
Ponudio sam svoje kosti cjelovitom sjećanju
Jer ja sam bio to: sjećanje i udarac
Dakle, bio sam zrcalo koje je zaboravilo na nepravdu
Zbog toga su se u mojim rukama nalazili udarci svih godina
Zbog toga sam udarao povijest
Zbog toga sam vikao svojim zaslijepljenim srcem
Jer uz prolaz godina mi smo bili rana
koja je otkrivala sve nesreće
Jer mi smo se uz prolaz godina nastanjivali iznad
praznine
Jer naša je povijest bila gorući ugriz izgnanstva
To je značilo ne vezati se više krvnim vezama
To je značilo biti razotkriven iznad suze
Podijelio sam smrt na jednake dijelove
da bi krv pokrpala sve rane
da bih prekinuo tjeskobu svih ptica
da bih se osvetio zaboravu
da bih počeo zatvarati oči mrtvaca kojega nismo
oplakali…

Portada de la versión portuguesa de UMIT, traducida por Leonam Cunha, prólogo de de Alves de Faria e ilustración de Luis Cabrera

MAJTAKTI SE [ XI]

Ellos aparecieron disparando contra toda la carne
-Y allá cayó mi padre-
Ellos aparecieron reprimiendo la sangre
Disparando al tumulto de las manos
Nosotros nos defendíamos con el filo de los huesos
Desplegamos toda la sangre sobre el paisaje
Ellos empezaron a dibujar el camino de la pólvora
-Allá cayó mi hermano-
Y así empezaron a desfilar los muertos en el ruido de la bala
Y así todos fuimos comprendiendo la muerte
Junto al disparo de sus manos todo se fue desmoronando
-cayó mi madre-
Y se derribaron todas las tormentas de la sangre
Jamás supimos de dónde venía la bala
Jamás comprendimos la inmensidad del ahogo
Sólo caíamos
Caíamos como gota y ceniza
Caíamos entre las manos de la tierra
Caíamos y apretábamos las lejanas manos de los árboles.
Les juro que jamás supimos de dónde venía la bala
Y sólo caíamos
Y sólo caíamos
Y sólo caíamos
Hasta que todo volvió al silencio…

JEDANAEST (XI)

Pojavili su se i pucali u sva tijela
– Tu je pao moj otac –
Pojavili su se zaustavljajući krv
Pucajući u metež od ruku
Mi smo se branili rubovima kostiju
Rasporedili smo svu krv po krajoliku
Počeli su crtati put od baruta
– Tu je pao moj brat –
I tako su u buci izazvanoj mecima počeli stupati mrtvi
Uz pucanj koji su ispalile njegove ruke
svi smo počeli shvaćati smrt i sve se počelo raspadati
–  Tu je pala moja majka –
I sručile su se sve oluje od krvi
Nikada nismo saznali odakle je došao metak
Nikada nismo shvatili silinu gušenja
Samo smo padali
Padali smo kao kap i pepeo
Padali smo među ruke od zemlje
Padali smo i stiskali daleke ruke drveća.
Kunem vam se da nikada nismo saznali odakle dopire metak
I samo smo padali
Samo smo padali
Samo smo padali
A onda se sve ponovno utišalo…

 

El alcalde de Salamanca, Luis García Carbayo con los poetas Luis Borja y Tony Peña


MAJTAKTI UME   [XII]

Ahorcado está el hombre que se alimenta de las ceibas
Ahorcado está
Y ahora inicia con su muerte la desmemoria de todos los nombres
Y ahora desdibuja con su muerte la lengua del fuego y de los pájaros
Ahorcado está
Y cuelgan con él 4000 huesos
¿O son 5000 temblores?
¿O son 15000 tormentas del agobio?
Hasta ahora nadie puede deletrear el paisaje de la muerte
Sólo se sabe que alguien reclama 35000 gritos contra hastío
Porque ahorcado está el hombre
Y junto a él van colgándose todas las muertes de los espantos
Ahorcado está
Y a sus pies hay un río de cadáveres que reclaman la sangre
Hay una cartografía de la sangre que desciende hacia la tierra
Y todos proclaman los huesos
Y todos sacrifican los pájaros
Ahorcado está el hombre
Y a los ojos se le saltan los difuntos
Y el padre de la sangre ya no interpreta la ceniza porque en su letanía
de fuego un hueso se va desvaneciendo
Ahorcado está
Y sólo existe el asombro de los signos
La tristeza de sus manos en busca de la caída
La sangre acalambrada de los paisajes turbios
A esta altura ¿quién lavará la sangre de los cuerpos?
¿Cuál será el himno ciego para reconstruir su memoria?
¿Hay alguien que comprende la lengua de los muertos?
Ahorcada va la plegaria pálida de la tierra
Y las hijas desoladas trenzan el maíz en nombre del padre
¡Ay, muerto!
¿Quién contempla el frío de los labios?
¡Ay, muerto!
Tu osamenta colgada es una invocación para apagar la sangre
¡Ay, muerto!
El delirio del polvo se va metiendo por las casas de un pueblo desangrado
Del pueblo opacado por una muerta ciega
¡Ay, muerto!
¿Acaso no ves la lágrima derramada por todas las calles?
¿Acaso no ves el conteo de los muertos que no tienen nombre?
¿El conteo de la sangre que no tiene memoria?
Y nadie dice
Ama
Tepas
Chile
Masin
Pashaca
Quilizapa
¡Ay, muerto!
Muerto de todos los tiempos
La tensión se desborda sobre tus hombros para sostener la memoria desde la muerte
¡Ahorcado está!
Y la voz dilatada que tiene frente a él no comprende la sangre
No comprende la historia de los nudillos sobre la tierra
Porque desde el inicio ignoró la historia de la saliva
¡Ahorcado está!
Y alguien se pregunta por la oquedad de sus ojos
Por el calvario de las venas que no encontraron camino
¡Ahorcado está!
La rigidez del brazo empieza a dictar la historia
La historia que se ha montado sobre la muerte
El cinismo de las voces templadas por el murmullo de los astros
¡Ahorcado está el hombre!
El cuerpo que ya no inventa el suspiro
La mano que ya no levanta bandera porque se ha quedado muda
¡Ahorcado está el hombre!
El hombre que se ha deletreado en el poema
El hombre que invoca la sangre
¡Ahorcado está!
Y nadie entiende la geografía de la sangre
Nadie entiende el calvario de los huesos
Nadie entiende la lengua de los padres
Nadie entiende el susurro de la piedra
Nadie entiende el canto de los pájaros
Y nosotros los de los ojos de agua
Los del hueso hendido en la memoria
Reinventamos la historia de la muerte

Porque desde acá abatimos las tumbas en buscas de los nombres
Porque nosotros, desde acá
Intentamos comprender la cartografía de las manos
Y todos nosotros
Ochentaytantos huesos después seguimos invocando el delirio de la sangre…

DVANAEST (XII)

Obješen je čovjek koji se hranio lišćem ceibe
Obješen je
I sada u svojoj smrti počinje zaboravljati sva
imena
I sada u svojoj smrti zaboravlja jezik vatre i
ptica
Obješen je
Visi li s njim 4000 kostiju
Ili se možda radi o 5000 drhtaja?
O 15000 oluja izazvanih osjećajem tjeskobe?
Do sada nitko nije uspio otkriti krajolik smrti
Samo se zna da netko zahtijeva 35000 krikova protiv umora
Jer ovaj je čovjek obješen
Zajedno s njim vise sve smrti užasa
Obješen je
I ispod njegovih nogu nalazi se rijeka leševa koji zahtijevaju krv
Postoji kartografija krvi koja kapa prema zemlji
I svi obznanjuju kosti
I svi žrtvuju ptice
Čovjek je obješen
U oči mu uskaču mrtvaci
Otac krvi više ne tumači pepeo
zato što se u
svojoj litaniji
od vatre jedna kost raspada
Obješen je
Postoje samo čudni znakovi
Tuga njegovih ruku u potrazi za padom
Zgrušana krv nejasnih krajolika
U ovom trenutku – tko će isprati krv s tijelâ?
Kojom će se slijepom himnom obnoviti sjećanje?
Postoji li netko tko razumije jezik mrtvaca?
Obješena, izlazi blijeda molitva iz zemlje
Neutješne kćeri upliću kukuruz u očevo ime
Jao, mrtav je!
Tko promatra hladnoću usana?
Jao, mrtav je!
Tvoj obješeni kostur zaziva krv da prestane kolati
Jao, mrtav je!
Bunilo prašine kroz kuće ulazi u
iskrvavljeno selo
U selo mračno zbog slijepe smrti
Jao, mrtav je!
Možda ne vidiš suzu koja se prolijeva svim ulicama?
Možda ne vidiš brojanje mrtvih koji nemaju
imena?
Ime krvi koja nema sjećanje?
I nitko ne kaže
Ama
Tepas
Chile           Masin
Pashaca
Quilizapa

Jao mrtav je!
Mrtav za sva vremena
Napetost se prelijeva na tvoja ramena kako bi pridržala
sjećanje iz smrti
Obješen je!
A rasprostranjen glas koji ima ispred sebe ne shvaća
krv
Ne razumije povijest zglobova prstiju na zemlji
Jer od samog početka nije znao povijest sline
Obješen je!
A netko se pita za duplje njegovih očiju
Zbog stradalih žila koje nisu pronašle put
obješen je!
Krutost ruke započinje diktirati povijest
Povijest koja je zajahala smrt
Cinizam glasova toplih zbog šapata
zvijezda
Čovjek je obješen!
Tijelo koje više ne izmišlja uzdah
Ruka koja više ne podiže zastavu ostala je
nijema
Čovjek je obješen!
Čovjek koji se pročitao u pjesmi
Čovjek koji zaziva krv
Obješen je!
I nitko ne razumije zemljovid krvi
Nitko ne razumije stradanje kostiju
Nitko ne razumije jezik roditelja
Nitko ne razumije šapat kamena
Nitko ne razumije pjev ptica
I mi s vodenim očima
s rascijepljenom kosti u sjećanju
ponovno izmišljamo povijest smrti

Jer ovdje rušimo grobove u potrazi za
imenima
Jer mi ovdje
pokušavamo shvatiti zemljovid ruku
I svi mi,
osamdeset i nešto kostiju, poslije nastavljamo zazivati bunilo
krvi…. 

Tony Peña, Lana Derkac, Jacqueline Alencar, Luis Borja y Elena Liliana Popescu, en las escaleras del Ayuntamiento

MAJTAKTI YEY [XIII]

Y nosotros, los que ahora hablamos, nombramos madre a la sangre que brota de la tierra
Porque llena de vida todos los astros
Porque comprendemos el calor de la oquedad que va dejando la llaga en nuestras manos
Y digo nosotros porque somos 35,000 espasmos agitados contra el viento
Y hablamos desde acá, donde nos sangra la lengua para romper el silencio
Y no somos piedras, ni pájaros, ni la metáfora muerta que escuchan todas las voces,
Somos sangre
Y por sangre hablamos de todos los huesos perdidos
¡Ay mi amor! Si yo te contará que llevamos trenzados todos los dedos que un día nos amarraron y tiraron al fondo de la memoria
Ahí, donde nadie pregunta por el barro y por la sangre
Por eso hablamos
Porque no somos silencio
Y desde acá imploramos a la carne y al hueso
Porque no somos muertos
Somos memoria y sangre y nuevamente decimos sangre
Porque vamos más allá de la vida y de la ternura
Estamos arrojados sobre todos los rostros de este país que nos inunda
¡Ay, amigos de la palabra dormida!
Armamos desde acá una melodía que nos nombre
Y abrazamos desde la lejanía todos los regazos de las madres
Evadimos las atónitas tinieblas que quieren olvidarnos
Y dejarnos ahí, como un fuego que se apaga
Y sobre el que ya no llega ningún respiro.
Pero ustedes no se dan cuenta que nacemos en el canto del gallo
Ese canto que rompe en mil pedazos todas las mañanas
Y no, no es la súplica de una sangre que rasguña
Sino la luz de unos labios que pronuncian lo aborrecible de la memoria.
Porque desde acá, donde la lengua es una sombra inmensa
No se acerca la palabra justicia
Ni pueblo
Ni raza
Ni paz
Y nos resistimos a callar 35000 veces sobre esta tierra que nos cobija.
Desde acá, vamos curando las heridas que un día dejaron los pájaros
Y nos van pesando con el andar de los años
Por eso somos incesantes
Y vamos desfilando agarrados de los huesos
Porque nos negamos a ser la cicatriz y la agonía
Ya estamos cansados del peso y el olvido
Abrimos pues, desde acá, todas las manos para agarrar la gracia
Para escarbar desde la muerte que nos está cegando
Para reescribir desde nuestra voz toda la sangre
Para que los nombres se le dilaten al olvido
¡Ay mi amor, si te contara el peso del olvido!
Si te contara la inmensidad que va teniendo la palabra
La oquedad en la que nos fueron hundiendo
Algunos dijeron que fuimos el hacha y el puño
Otros dijeron que fuimos un número inflado
Inflado como el globo ocular de los peces eternos.
Y nos encontramos ahí, en esa emboscada que el poder les tiende
Pero no les hagan caso a los labios que escupen la ceniza
Porque ellos no saben de la memoria, de la muerte y del olvido.
¡Ay mi amor!, si un día tal vez te preguntan de la jícara y la saliva
Háblales de nosotros, porque es hablar de la vida y de la muerte
Porque nosotros cabemos en todas las palabras, somos memoria.
Somos los astros tristes que rompen la rutina de los días
La sangre que va corriendo por la arruga de la frente
Por eso sécanos con la mano abierta
Para sentirnos atrapados en la humedad del cuerpo
Para sentir que somos líquido y tormenta
Y no silencio
Y no nada
Y no olvido
Por eso te digo que, nosotros los que ahora hablamos
Tenemos claro el tanteo que de nuestros nombres hacen
Somos pues, la lengua punzante que nadie quiere en la boca
El collar de dientes que se va tejiendo en la sonrisa de América
Nosotros los que ahora hablamos
Somos el rompecabezas de huesos para construir la historia
Y desde acá nos vamos quedando inquietos ante la muerte
Porque 35000 veces vamos resistiendo desde hace años
Porque aunque detrás de nuestra muerte haya una máscara
Estamos apuñados para encontrar la justicia
Y pensamos desde acá en todas las historias que se escribieron desde las piedras
Todos los poemas que hablaron del pájaro y de la piedra
Todas las bocas que buscaron un nombre y nosotros tan desnudos desde acá
tan desnudos que no encontramos ni la gracia ni la palabra
Tan abandonados con la carne putrefacta y con la herida
Nosotros desde acá con la voz agónica invocando justicia
Apuñándonos a la hora del sosiego
Nosotros los que ahora hablamos
Somos la deuda de la memoria
La reinvención de un paisaje triste y desolado
La desnudez del cuadro costumbrista
Los bodegones de volcanes y lava
La temeraria muerte de los comunistas
La nostalgia del pasado
La mercancía del turista
La fotografía del mercado
Nosotros los que ahora hablamos
Somos la sangre
Somos el hueso
Somos los cadáveres
Somos la memoria
Somos la tierra
Somos la carne
Así que nosotros, los que ahora hablamos somos el ruido de este país que no conoce las
[flores
Un país que tiene abierta la herida donde supuran todos los nombres de 1932.

 

TRINAEST (XIII)

Mi koji sada govorimo, krv što niče iz zemlje
imenujemo majkom
Ona ispunjava život svih zvijezda
Mi shvaćamo toplinu praznine koja ostavlja
ranu u našim rukama
Kažem mi zato jer se radi o 35000 grčeva suprotstavljenih
vjetru
I govorimo odavde gdje nam jezik krvari
kako bismo narušili tišinu
I nismo kamenje, ni ptice, ni mrtva metafora koju
slušaju svi glasovi
Mi smo krv
i zbog krvi govorimo o svim izgubljenim kostima
Jao, ljubavi moja! Kad bih ti ispričao da su nam svi prsti
bili isprepleteni te da su nas jednog dana zavezali i bacili na dno
sjećanja
tamo gdje nitko ne pita za blato niti za krv
Govorimo zato
jer nismo tišina
i odavde zazivamo tijelo i kost
Nismo mrtvi
Mi smo sjećanje i krv i ponovno kažemo krv
Idemo još dalje od života i od nježnosti
Bačeni smo na sva lica ove zemlje koja nas
preplavljuje
Jao, prijatelji uspavane riječi!
Odavde stvaramo melodiju koja nas imenuje
i iz daleka grlimo sva majčina krila
Izbjegavamo iznenađene magle koje nas žele zaboraviti
i ostaviti ovdje poput vatre što se gasi,
iznad koje više ne dopire niti jedan uzdah.
Ali, vi ne primjećujete da se rađamo uz kukurikanje
pijetla
Taj pjev svako jutro lomi u tisuću komada
I ne, nije to molba krvi što grebe
već svjetlost usana što izgovaraju dosadne stvari
iz sjećanja.
Jer, ovdje gdje je jezik ogromna sjena
ne približava se riječ pravda
Ni narod
Ni rasa
Ni mir
I 35000 puta opiremo se ušutkivanju na ovoj zemlji koja nas
štiti.
Odavde ćemo liječiti rane koje su jednog dana ostavile
ptice
I neće nam biti teške u prolasku godina
Zato što smo nevini
Stupat ćemo zgrabivši kosti
jer ne odbijamo biti ožiljak i agonija
Već smo umorni od težine i zaborava
Raširimo onda odavde sve ruke kako bismo zgrabili dražest
Kako bismo čeprkali po smrti koja nas zasljepljuje
Kako bismo iz našeg glasa ponovno ispisivali svu krv
Kako bi se imena proširila na zaborav
Jao ljubavi, kad bih ti pričao o težini zaborava!
Kad bih ti pričao o ogromnom značaju koji će zadobiti riječ
O šupljini u koju smo uranjali
Neki su ljudi rekli da smo bili sjekira i pesnica
Neki su kazali da smo bili uvećani broj
napuhan kao očna jabučica vječnih riba.
A sreli smo se ovdje, u ovoj zasjedi koju im pruža
moć
Nemojte obraćati pozornost na usne koje pljuju pepeo
Jer oni ne znaju ništa o sjećanju, o smrti i o
zaboravu.
Jao, ljubavi moja! Ako te jednog dana upitaju o tikvici za piće i o
slini
Pričaj im o nama jer to znači govoriti o životu i o
smrti
Jer mi stanemo u sve riječi, mi smo
sjećanje.
Mi smo tužne zvijezde što prekidaju rutinu dana
Krv što teče borom na čelu
Zbog toga, osuši nas otvorenim dlanom
kako bismo se osjećali ulovljenima u vlažnost tijela
Kako bismo ćutjeli da smo tekućina i oluja
a ne tišina
a ne ništavilo
a ne zaborav
Zbog toga ti kažem da smo mi koji sada govorimo
svjesni pokušaja koje čine naša imena
Dakle, mi smo oštar jezik kakav nitko ne želi u ustima
Ogrlica od zuba što ju pletu u osmijehu
Amerike
Mi koji sada govorimo
slagalica smo od kostiju da bismo stvorili povijest
Smrt nas ovdje uznemiruje
jer već se 35000 puta godinama opiremo
Premda je naša smrt prikrivena
odlučni smo pronaći pravdu
I ovdje razmišljamo o svim pisanim povijestima
od one na kamenu naovamo
O svim ustima koja su tražila neko ime i nas tako
nage ovdje ostavila
tako nage da nismo pronašli ni dražest ni riječ
Tako napuštene s trulim tijelom i s ranom
Mi odavde glasom u agoniji zazivamo pravdu
Mi koji sada govorimo
dug smo sjećanja
Ponovni izum tužnoga i pustog krajolika
Nagost kostumbrističke slike
Mrtva priroda s vulkanima i s lavom
Nerazumna smrt komunista
Nostalgija za prošlosti
Turistička roba
Fotografija s tržnice
Mi koji sada govorimo
Mi smo krv
Mi smo kost
Mi smo leševi
Mi smo sjećanje
Mi smo zemlja
Mi smo tijelo
Mi, mi koji sada govorimo, buka smo
ove zemlje koja ne poznaje cvijeće
buka zemlje s otvorenom ranom u kojoj se gnoje
sva imena iz 1932.   

Sa španjolskog prevela Željka Lovrenčić

David Cortés y Luis Borja en el DA2

Luis Borja (Ahuachapán, El Salvador, 1985), Poeta y professor del Departamento de Letras de la Universidad de El Salvador. En 2014 obtuvo el Accésit del XXIV Premio Internacional de Poesía Jaime Gil de Biedma con su obra El Disparo. Cuentos del Barr(i)o, publicado en 2014 por la editorial Visor. Otros poemarios son: Letrosis (2013), Pus (2014), La herida del poema (2015), Mi hombro es una lágrima (2016), Un labial para las muertas (2017). También realizó la antología Subterránea palabra (2016). Miembro fundador del Taller de poesía del Parque (Ahuachapán), en 2006 ganó el Certamen de Poesía Universitaria y, desde entonces, ha participado en diversos festivales celebrados en países centroamericanos. Poemas suyos se han difundido en revistas de España y México, y en las antologías Invisible. Antología de poesía joven salvadoreña (Venezuela); Las puertas de la madrugada. Antología poética Cuba-El Salvador (El Salvador-Cuba) y En el nombre de hoy (Visor, 2015). Con UMIT se alzó con la VI edición del prestigioso Premio Internacional de Poesía Pilar Fernández Labrador.

Luis Borja y Alfredo Pérez Alencart (foto de Jacqueline Alencar)

Luis Borja (Ahuachapán, Salvador, 1985.) bio je pjesnik i profesor na Katedri za književnost Salvadorskog sveučilišta. Za djelo El Disparo. Cuentos del Barr(i)o (Pucanj. Priče iz četvrti/blata) koje je 2014. objavila španjolska nakladnička kuća Visor dobio je priznanje na XXIV. Međunarodnome pjesničkom natječaju Jaime Gil de Biedma. Druge pjesničke zbirke su mu Letrosis (Letroza, 2013.), Pus (Gnoj, 2014.), La herida del poema (Rane pjesme, 2015.), Mi hombro es una lágrima (Moje je rame suza, 2016.), Un labial para las muertas (Ruž za mrtve žene, 2017.). Sastavio je antologiju Subterránea palabra (Podzemna riječ, 2016.). Osnivač je radionice Poezija u parku (u Ahuachapánu). Godine 2006. osvojio je nagradu na natječaju za poeziju na Sveučilištu. Od tada sudjeluje na raznim pjesničkim festivalima u Srednjoj Americi. Pjesme su mu objavljivane u časopisima u Španjolskoj i Meksiku te u antologijama Invisible. Antología de poesía joven salvadoreña (Nevidljivo. Antologija mlade salvadorske poezije) u Venezueli, Las puertas de la madrugada. Antología poética El Salvador-Cuba (Vrata zore. Pjesnička zbirka Salvador-Kuba) na Kubi te u antologiji En el nombre de hoy (U ime današnjice, Španjolska, Visor, 2015.). Knjiga UMIT dobila je uglednu Međunarodnu nagradu za poeziju Pilar Fernández Labrador u Salamanki.

Luis Borja umro je kao žrtva covida 2021. godine.   (Ž.L.)

Tony Peña con los hijos de Luis Borja, Elián Enrique y Leo Meztli, tras el sepelio

Foto de cabecera: Luis Borja en la Sala de la Palabra (foto de Jacqueline Alencar)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*