José Pulido

José Pulido y Oscar Sjöstrand: Alguien parecido a un apóstol

 

Este perfil fragmentado del poeta Alfredo surge para celebrar también los dibujos de Oscar Sjöstrand (J. P.)

Alfredo Pérez Alencart es un hombre de mediana edad, barba espesa, rostro sereno y caminar agotador. Su claridad profesoral, su espíritu de poeta y su bondad de muchacho criado en la selva complementan la idea: es lo más parecido a un apóstol que se puede encontrar en el mundo globalizado y martirizado de hoy.

Nació en Puerto Maldonado, Perú, en el año 1962 y desde 1987 es profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad de Salamanca. Desde 2005 es miembro de la Academia Castellana y Leonesa de la Poesía y sus poemas han sido traducidos al alemán, inglés, italiano, francés, serbio, árabe, hebreo, indonesio, búlgaro vietnamita, ruso, portugués, estonio, japonés, rumano y coreano, entre otros…

La poesía de Alfredo Pérez Alencart revela todo lo que es significativo y admirable en la vida según su sensibilidad, su formación, su sabiduría y la aventura existencial que lo ha modelado. Muy pocos poetas han llevado la pasión de escribir al extremo de que cada verso escrito parece contener el cúmulo de los minutos vividos, sentidos y meditados. Sus versos son fragmentos rezados de la existencia. Su alma se extiende y crece asumiendo el diseño sustancial de la poesía.

Lo he observado y lo he escuchado. Y tiene la fuerza solar y la nobleza milenaria del león. Ya no es como para imaginarlo recién llegado a Salamanca, porque su figura y su hechura, su quehacer intenso y su poesía, han marcado esta ciudad tanto como ella lo ha marcado a él.

Alfredo Pérez Alencart es un árbol sembrado en Salamanca y sus frutos son siempre poemas. Sus actos terminan convirtiéndose en obras poéticas. El poema de su llegada a Salamanca, siendo tan joven pero tan usado por los sueños, comenzó así:

“Abro los ojos /y desamarro los límites/ a dos mundos que comienzan /en el lugar exacto de la ausencia”.

Su reflexión poética se afinca en lo espléndido porque parte de un núcleo sentimental llamado Amazonia y la Amazonia es espléndida con los sentidos; es un regalo para mirar, para respirar, para probar, para escuchar, para tocar y para interpretar. Esa reflexión voló y se posó en la naturaleza de Salamanca. Que es una naturaleza hablada, una espiritualidad conversada y de ahí que su canto sea tan propio de cualquier ámbito salmantino o latinoamericano. Y se manifiesta como espléndido porque reproduce apasionadamente las delicias del castellano, esa invención de Dios, que finalmente ha sido un juego celebratorio como aquello de “hágase El Quijote y El Quijote se hizo”.

****

José Pulido (Villa de Cura, estado Aragua, 1945). Destacado poeta, narrador y periodista cultural venezolano. Fue asistente del director de la revista BCVCultural, del Banco Central de Venezuela, desde 1998 hasta su jubilación. Recibió el Premio Municipal de Poesía Distrito Libertador, 2000, por el poemario Los Poseídos. Fue Sub-Director de El Diario Católico (1975), jefe de redacción del diario Última Hora (1978), jefe de redacción de la revista Imagen (1994) y asesor de prensa del Museo de Arte Contemporáneo Sofía Imber (1996). Director de las páginas de arte de El Universal (1996-98), El Diario de Caracas (1991-1995) y El Nacional (1981-1988). Miembro fundador de los suplementos culturales Bajo Palabra (Diario de Caracas) y El otro cuerpo (Suplemento del Ateneo de Caracas, encartado en El Nacional). Ha publicado los poemarios Esto (1972), Paralelo lelo (1972), Los poseídos (2000), Peregrino de vidriera (2001), Duermevela. (2004) y Nunca es un artificio el viejo exilio (2020). También es coautor de los poemarios: Linajes (1994), Vecindario (1994), Cortejos (1995) e Invocaciones (1996). En narrativa ha publicado Pelo Blanco, Una mazurkita en La Mayor (novela, Premio Otero Silva, 1989), Vuelve al lugar que se te ha señalado (cuentos), Los Mágicos (novela, 1999), La canción del ciempiés (novela, 2004), La sal de la tierra (entrevistas, 2004), El bululú de las Ninfas (Novela, 2007), Dudamel, la sinfonía del barrio en los Libros de El Nacional 2011, El requetemuerto (novela, 2012), Los héroes son villanos tímidos (cuentos, 2013), entre otros. Sus poemas están publicados en diversas antologías de América Latina, España e Italia. En la actualidad reside en Génova (Italia).

José Pulido en Génova (fotografía de Gabriela Pulido Simne)

Oscar Sjöstrand (Puerto Cabello, Venezuela, 1954). Dibujante, pintor e ilustrador. Entre 1970 y 1975 realizó cursos dictados por el Inciba, el Ateneo deCaracas y la Dirección de Cultura de la UCV. En 1979 forma parte de la exposición itinerante “Manosde siempre, signos de hoy. Dibujo actual en Venezuela”, organizada por la GAN. A partir de 1980 asume como tema la crónica social; la frivolidad y lo superfluo es recogido con fidelidad y recreado en composiciones sin perspectivas, que parecen sacadas por un fotógrafo de las páginas sociales. En 1981 forma parte de la colectiva “Indagación de la imagen (la figura, el ámbito, el objeto). Venezuela, 1680-1980. Exposición temática. Segunda parte” (GAN) con el dibujo La congregación de las exalumnas. En 1980 y 1982 expone en el Salón de Jóvenes Artistas (MACC). Participa en el XL, LIII y LVI Salón Arturo Michelena (1982, 1995 y 1998) y en el XVIII y XXII Salón Aragua (MACMMA, 1993 y 1997). En 1982 concurre a la I Bienal Nacional de Dibujo y Grabado con Virginidad y, al año siguiente, participa en la VI Bienal de San Juan del Grabado Latino-americano y del Caribe (Convento de los Padres de la Orden de Santo Domingo, San Juan de Puerto Rico). Asiste como artista invitado a la VI Bienal de Dibujo (MAO, 1992). Ha intervenido como pintor en los performances Espaciales I, II y III al lado de la coreógrafa y bailarina Sonia Sanoja (1991 y 1992). En 1994, en compañía de Cristina Alemán, expone en “Balanceada armonía” (Galería de Arte, USB). Fue seleccionado por la CANTV para la realización de los dibujos sobre Bolívar el adolescente que conformarían las imágenes de las tarjetas magnéticas emitidas por esta compañía. En 1998, su obra Dalila San Son; de ti sólo tu fuerza, de la serie titulada Santas profanas, obtiene el Premio Antonio Edmundo Monsanto en el LVI Salón Arturo Michelena. Asimismo, participa en “Ven-Arte 1998”, festival de artistas organizado por Corp. Banca en Caracas, donde obtiene el segundo premio junto a Santiago Pol, por el mejor montaje. En 1999 forma parte de la exposición “Dibujo vital” en el Centro de Arte La Cañuela (Caracas). Al año siguiente participa en “Arte en la empresa 2000”, VIII Salón Novartis (Laboratorios Novartis, Caracas), con la pintura-instalación Ella y sus objetos, entre otras participaciones.

Oscar Sjöstrand

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*