Nayeli Rodríguez Reyes

Nayeli Rodríguez Reyes

Partida

Quiero partir de este lugar
sin arrugas
con las manos suaves
sosteniendo mi libro
que será cenizas
esparcidas sobre el mar

Quiero irme cuando el sol
esté alumbrando peces
y los pájaros construyan nidos
en el tejado de mi casa

Quiero que el mundo se termine
antes que yo muera
no quiero ver cuando exploten las bombas
y los niños desaparezcan

Quizá termine de escribir mi último poema
la última carta para Ángel
decirle mío, suplicarle un beso tibio
sin amor

Quiero estar en tus brazos, Padre,
en la casa destinada para las poetas
de ojos tristes que nacieron
con el corazón despedazado

La vida inicia con lágrimas
termina con lágrimas
a donde quiera que volteo hay lágrimas
días nublados que parecen sombras
amores que no fueron

He resistido el otoño
viviendo con el alma astillada
a punto de romperme

Estoy pidiendo, por favor,
el cielo

Estoy, pidiendo, por favor,
toda tu poesía
para sobrevivir
Imploro, Padre,
el océano abierto, las estrellas encendidas
el perfume fresco de tu boca

Quiero quedarme, Señor,
disfrutar la perfecta obra de tus manos
ser enteramente tuya
esperarte hasta que vuelvas.

Foto de Jose Antonio Gallego Vázquez en Unsplash

“Atravesando el valle de lágrimas lo cambian en fuente,
Cuando la lluvia llena los estanques.”
Salmos 84:6

Te regalo esta lluvia para que la ames

para que bese tus cabellos
por el perfume derramado sobre ti
este atardecer

Te regalo esta lluvia
para que te embriagues
y te limpies las heridas

Te regalo este sol para que alumbre
los espacios oscuros de tu alma
y el viento que mueve las flores
refresque tu espíritu

Te regalo este amor
mientras la vida
se nos queda dentro,
eterna.

Foto de Neil Batesen Unsplash

Navidad

Tengo 28 navidades sin besarte
estoy a la intemperie
con las manos congeladas
en la frontera solitaria.

La lluvia se deshace en el invierno
quizá por eso he olvidado
algunos días de diciembre.

No recuerdo la Navidad
cuando tenía 18.
¿Qué comí?
¿Qué dije cuando volaron los cohetes
y todo el mundo se abrazó?

Estaba tu cuerpo mío
alumbrando Noche Buena.

Hace diez navidades
encontré tus huellas en dirección a mí.

Los vacíos todos se van llenando,
Jesús nace.

La mejor Navidad de mi vida es cuando
escucho las canciones de amor a Cristo,
siento el beso de mi madre
en mis pálidas mejillas,
abrazo a mi padre
y te bendigo, amor,
junto al pesebre
y los colores ardientes de la luz.


Nayeli Rodriguez Reyes (San Felipe, Baja California, 1992). Es licenciada en Lengua y Literatura de Hispanoamérica por la UABC. Obtuvo el segundo lugar del Premio Nacional al Estudiante Universitario José Emilio Pacheco (poesía). Sus poemas aparecen en Punto de Partida, Revista Literariedad, Hipérbole Frontera, Letralia, Gaceta la experiencia de la libertad, La poesía alcanza para todos, Revista Primera PáginaBitácora de vuelos, Letras en la Frontera, entre otras.  Ha leído su obra en el Festival Internacional de Poesía “Soñéis con un poeta” (2021), II ciclo de lecturas en línea La piel verdadera. Poesía mexicana actual escrita por mujeres (2021), Festival de poesía desde casa (2020), Feria Internacional del Libro UABC (2019), Encuentro de Escritores Mares de Tinta (2019),  IV Encuentro para Jóvenes Escritores Tinta Fresca (2018), III Encuentro de Literatura Regional (2013), Programa literario de Sala de Lectura Cecut 31 Feria de Libro de Tijuana (2013). Tiene dos libros publicados: El amor es rosa y su mitad es gris (2012) y Paroxismo (2018).

 




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*