Poemas de

Bethoven Medina: ‘Quebradas las alas’ y porciones de otros poemarios


Tiberíades desea difundir una muestra poética del escritor peruano Bethoven Medina, también ensayista y antólogo. Nuestro saludo hasta Trujillo.

De: QUEBRADAS LAS ALAS (1983)

CIERTA TARDE EN EL CÉSPED

Sea ondulación de agua en mis manos
el recuerdo de haber dormido en un parque.

Aturdida paloma la felicidad
desesperación de ciegos en los cines
habiéndome quedado con mi sombra solos.

En el césped
con ganas de salir de mi cuerpo.

He visto arder como antorchas
pedidos o flores de niños tristes
despertados por bulla de viajeros
acaecidos manzanos
niños
abiertos girasoles al crepúsculo.

¡Oh infancia que no regresas!

Las horas avanzan
y llegan a mi oído lentamente húmedas.
Con la tarde
sujeto a mis emociones palpito libre.

Las manos del sueño se estiran.
¿Qué música se balancea en las espigas?
Galletas de mi infancia
¿Qué es de ti casa mía?

Descontento regreso a mis latidos
Soporto la soledad que golpea puertas
y contemplo
pétalos marchitos
la esperanza sombrero agitado a lo lejos.

Pasa este día como un zorro
y estoy vivo
lo celebro escribiendo cartas
respiro la fragancia de las azucenas
inocentes árboles que florecen
mis años -otra vez mis años-
barcos lejanos que piensan en mareas bajas.

De: VOLUMEN DE VIDA (1992)

MAR, TENDIDA MANO AZUL

Las nubes tal bellotas de algodón se levantan a tu remanso.

Pienso tu olor,
tendida mano; pareces derribada y carnosa cucarda.

En tu reposo
descubro finas raíces en movimiento
(llamemos así a los peces).

Claro espejo y tiempo que no cesa su ritmo y espuma.

Me alejé de ti. Años en las alturas
tan sólo imaginándote. No obstante, prosigues
ordenando crepúsculos.

Este verano he vuelto a tus orillas,
sospecho que mi corazón es caracol y, me despeino
desesperado.

La brisa comunica de su viaje a los mariscos
y las olas avanzan como si se fuera a secar el agua.

Bañistas, lanchas y este sol despertándome del sueño
donde vi a la Belleza dejar caer su mano lentamente,
un muelle volviéndose viejo con tu sonido ronco.

Tendida mano azul, pienso tu color.

De: EXPEDIENTE PARA NUEVO JUICIO (1998)

IV.- Atahualpa (Cajamarca, siglo XV)
Su corazón dejó de ser recinto de música.
Cuando no llovía ordenaba sacrificio
de algún ocioso que robaba mazorcas y telares.
Acostumbraba bañarse en aguas termales
y marchando, orgulloso, pavo real,
solía secarse a voluntad de rayos solares.

Piel de llama, marrón y pelosa
estirada entre dos parantes,
era el Imperio. Solo quedan páginas amarillas
y la Historia descansa cual lobo marino
en la orilla. Y niños absortos contemplan sus negros bigotes.

        Huáscar (Cosco, siglo XV)
Le incomodaba el movimiento de las vizcachas.
La situación por ésa, era claro reflejo del Titicaca,
las nubes seguían gordas.
Machu Picchu, cuarzo sobre pasto verde.

Escrito está en el quipu. Abel y Caín en estas tierras
que solo se confunden cuando el arado penetra sus uñas.
Hijos del buen Huayna Cápac, quien amó a diestra y además
a la luna consideraba su Dios.
Ahora
¿a quién no se le ocurre un queso?

De: Y ANTES NIEGUE SUS LUCES EL SOL (2003)

LA ANUNCIARON TAMBIÉN A UNA VOZ

En cualquier cine parque deportivo y apta para todos
linternas iluminan estampas de aldeas andinas
y me sumerjo esta tarde

                 2 de agosto de 1824 en llanura de Rancas
“ Soldados – dice Bolívar – vais a completar la obra más grande que
el cielo ha podido encargar a los
hombres de salvar un mundo entero de la esclavitud”

Una nube se detuvo en el aire –pensó-
echose a volar
y al tercer día fue oveja regresando del designio
de alhelíes que se mecen en la fuente
sería la Paz

                 Taclla y Chaquitaclla / ollucos y ocas
introduciéndose en la tierra para vivir

El polvo anunció también a voz de remolino

Hoy inauguramos un corazón
en donde caballerías cruzaron sables y lanzas
cortinas de la tristeza
vespertinas
rugiendo como tigres en mi pecho

                “No burlareis?
No – no – vosotros sois invencibles” (Simón Bolívar)

Este es mi hijo
saca plumas a pavos
ha de llamarse Perú
en colina desesperada
y ciudad ronca
tal como en las Pampas de Junín ante la Caballería Realista

Vicuña / cuculí
muerden sauces
bajo cielo azul de Puno

Una Unanue
Salte Ugarte
Mire Miranda
el dolor grita y golpea puertas
en cumpleaños tristes y pálidos
de mi patria

Andrés Rázuri se enajenan los dedos y como tomate
el anunció se va abriendo
entonces
pasan los Húsares de Junín
a ordenar la historia y su curso
SENTIRÁN DE SU ESTRUENDO EL TERROR

De: EL ARRIERO Y LA MONTAÑA BAJO EL ALBA (2008)

IMPLORACION DE UN JILGUERO
EN CENTRO DE LA CUITA

*
Encuentro en el extremo romper de la raíz, la causa,
Sor Tristeza, tú que mejor lees a la izquierda del Sol.

*
Os imploro a orillas del mar contaminado, en perfil de gratitud,
aleja el vil destrozo del hábitat, ballenas y focas, así lo solicitan.

*
De los gestos radiantes de la luz sobre esta casa ecológica,
se consigue la flora de la posibilidad, otros días más para vivir.

*
Gran Arquitecto del Universo, no abandonéis tus criaturas;
al temblor de jalcas y entre matorrales protege conejos silvestres.

*
Es el orgullo de las azucenas el que emociona a mi humanidad,
y feliz ansío el tacto de la raíz del sol, causa y efecto.

*
El afecto con devoción a la Natura
cantando la libertad de lo posible.

*
Árbol Hombre, en conjuro la selva implora en un tañer vegetal
la no contaminación; también el mar, el viento y la conciencia.

*
Amistad de sentirme contento, latido que encerró la vida en mí,
hermanos de mi diseño, de esta pena y afilada flecha.

*
Adjunto momentáneos óleos del paisaje; así oleréis el incienso
cuando atravesemos el Jordán y rondemos las viñas del Señor.

*
Armonía que enarbolas los sentidos al despojo del tránsito,
todo espíritu, ente solar, imploro en acción y reacción.

*
Implora un jilguero ante leños ardiendo del sauce, pino y caoba;
no a la deforestación, sólo sirva la madera para cofre óseo.

De: ULISES Y TAYKANAMO EN ALTAMAR (2012)

MI TERRITORIO

Retazo continental que dibuja la natura al soplo del Dios Eolo

Nuestros brazos
remueven la fauna de especies litorales
y a caracolas de Ulises en los mares de la Segunda Isla

Avanzamos en barcos de madera
y el Pacífico nos surte de anchoveta – sardina – caballa – jurel

Navegamos superando islas que nos limitan
libre la palabra
para denunciar los golpes
cual agujas
en los codos
frente a los vientos del Este

Patria
nazco de tu despertar como el sol que bebe tu brisa
y al abrir una vasija desde su interior se disparan los vientos

Las aguas van de sur a norte
y convocan a los hombres a descubrir
la extensión del cardumen y variedad de zooplancton
al sentir el submarino continente
y su temblor que enaltece la supervivencia

Demódoco
en tu poesía revelas hazañas de Ulises
nuestra barca en dársenas
corales azotados por la espuma
las marsopas y sus volantines congruentes a los días

En el relieve del mapa América del Sur
nacemos y morimos
él sigue viviendo

Toco con mis digitales huellas
el obsequio de las especies marinas
el fuego del crepúsculo
la rabia del lobo de mar por la libertad negada
la tristeza de la foca
y el piro fatigado de mi angustia
mientras corren las aguas frías del sur
y las aguas cálidas del norte.

DE: ÉXODO A LAS SIETE ESTACIONES (2016)

SEA HECHA LA LUZ Y HUBO LUZ

Día primero

Con Disco Solar   busco azorado el origen como si me siguieran.
Supero la Geografía de la Luz y sus nacimientos,
y celebro el primer día
en el camino que se abre e ilumina.
Existencia, hasta mis siete años infantes formé cerebro,
y abrí los ojos; calcé pies nómades y carne celular.
Ahora, gozoso de vivir, recorro calles y montes. Hecha La Luz.

Ante el sol existo con desesperación de punto inmóvil
y pensando en el propósito de nacer,
rejuvenezco e increpo al espermatozoide del invierno.
Agito campanas y espanto a los pájaros.
E insto a recuperar lo nuestro
hasta caer abrazado a la piedra
que encierra las claves del Saber.

Vida, estremeces veleros, Apocalipsis y siete lámparas.
Me despojo del sombrero en calzadas de Raza de Mayores,
y los rayos descienden con cuerpo luminoso.
Espíritu (que emanas nostalgias y centellas):
háblanos del manzano de Adán, caído en otoño próximo a la Luz;
si los peregrinos por la claridad, interpretan emocionados,
el sueño del viento para siempre suelto de pies.

De: ÉTER / ETERSÍ (2021)

AXIAL

La correspondencia del universo en mí, es alrededor de mi eje,
es el esplendor del espíritu en sistema axial
de los componentes de mi cuerpo humano.
Dos pulmones, dos riñones y dos testículos;
en posición, forma y tamaño.
Mi brazo derecho se extiende hasta donde mi brazo izquierdo,
y en paralelo
doy un paso con un pie y el otro lo imita. Avanzo en simetría.
Axial, es todo vinculado a mi eje – yo –
sostén de lo que gira en mi sangre
en la totalidad de mis planos.
Mi corazón, determina mediatriz
de mi vida, su inicio y fin,
de la existencia circular
de la nada, a la nada.
Del éter
al eterno.

Los poetas Bethoven Sánchez y Alfredo Pérez Alencart, en Trujillo

Bethoven Medina Sánchez (Trujillo, Perú, 1960).  Ha obtenido importantes premios nacionales e internacionales: Segundo Premio “Juegos Florales Universitarios del Perú” (Tacna,1979), Segundo Premio Juegos Florales “Javier Heraud” (FEP, Lima 1980), Primera Mención Honrosa Especial  “El Poeta Joven del Perú”(V Concurso, 1980), Premio Internacional de Poesía “Mairena” (Puerto Rico, 1985) , Premio Juegos Florales Nacionales Ciudad de Guadalupe (1999),  Segundo Premio de la II Bienal Nacional de Poesía Infantil ICPNA (2007), Premio Internacional de Poesía “Ciudad de Aguas Verdes” (2009), Premio a la excelencia literaria (UHE, Puerto Rico, 2015), Premio por la proyección hispanoamericana de su libro Éxodo a las siete estaciones en el III Congreso Hispanoamericano de Escritores “Miguel de Cervantes” (Buenos Aires, Argentina, 2017), Finalista VI Certamen de poesía  hispanoamericana Festival de la Lira (Cuenca, Ecuador, 2017) y Ganador del Certamen Internacional de poesía “Literatura y Naturaleza” II Serie (México, Bitácora de vuelos,2020).
Ha publicado los poemarios Necesario silencio para que las hojas conversen (Trujillo, 1ra. Edic. Cuadernos Trimestrales de Poesía, 1980; 2da. Edic. Revista Hispanoamericana Norte, México, 1982; 3ra. Edic. Runakay, 2002), Quebradas las alas (Lima, Edic. Cuadernos del Hipocampo, 1983; 2da.edición Gaceta Virtual, 2010, Argentina), Volumen de vida (Trujillo, Edic. Colección Homenaje Centenario César Vallejo, 1992; 2da. edición Orem 2011), Expediente para nuevo juicio (Lima, Arteidea Editores, 1998),Y Antes Niegue sus Luces el Sol (Lima, Arteidea Editores, 2003,  Cajamarca, 2da. edición Fondo Editorial  UPAGU, 2012)), Antología Esencial (Lima, Petroglifo, Huaca Prieta, 2005),Cerrito del Amanecer (Lima, poesía infantil-juvenil, Ediciones Katequil, Ornitorrinco y Papel de Viento Editores, 2007),  El arriero y la montaña bajo el alba(Cajamarca, Edición UNC, 2008),  Ulises y Taykanamo en altamar (Cajamarca, Fondo Editorial UPAGU, 2012), Chelita Encantadora (Lima,  Altazor, Novela Infantil,  2013) , Éxodo a las siete estaciones (Cajamarca, Fondo editorial de la Municipalidad de Cajamarca, 2016), Edición Extraordinaria –Antología General de la poesía en la Libertad-1918-2018 (Trujillo, Fondo Editorial de la Municipalidad de Trujillo,2018), De los andes a río de la plata en coautoría con el poeta uruguayo Alfredo Villegas Oromi (Trujillo, Fondo Editorial UPAO, 2019) y  Éter/Étersí  (Ebook, 2021, Méjico, Bitácora de vuelos).
Sus poemas se han difundido en México, España, Argentina, Puerto Rico, Chile, Ecuador y Alemania.




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*