Poemas de

Alejandra Méndez Bujonok: ‘El derecho a la retirada’ y otros poemas

Serie: Libros dedicados y/o enviados a A. P. Alencart /10 Libro: “Rapsodia descontenta” (CR-ediciones, Rosario, 2022).


EL DERECHO A LA RETIRADA

Otros viajes han llegado con los días
callados los silencios en aquellos soles.

Ante el ascenso de las sombras, la pequeña luz
persevera con la mesura del camino.

En la orilla de la niebla va el corazón en estado puro
de estación en estación. Pasajero: otros viajes han llegado.

La fuga, una constante, un nacimiento
hace de la mudanza otra alma;
deja el aprendiz a sus maestros.

Abandonar y abandonarse
ver alejarse el tren que no podremos tomar,
la pequeña luz persevera.

-Todas las especies emigran a su manera-

JEREMÍAS

Cómo estás, dónde, Jeremías,
te escondés de las escaleras en reversa
miento si declaro ser luz
para tu sombra.
Cuestabajo, claro, Jeremías,
te comprendo.
Cual amor fundado en prematríz
y en desgobierno.
“Mirá que he puesto mis palabras en tu boca”
y no hay liberación.
Derruir para plantar, Jeremías,
sí, un vástago de almendros.
Pero muros de cobre y viento norte
ceñirán tus caderas.
Una vid roja selecta
abrirá tus ojos y tu boca,
sed de calma y de corona,
hablarán palabras de los otros.
Cómo estás, dónde, Jeremías,
te escapás de la tierra de los hombres
que traicionan por clara pasión
del horizonte.
Por qué causa dondequiera que brille,
la angustia de tu espada, Jeremías,
rompiste la escarlata mismísima
del sueño hecho culpa y desengaño.
Qué oscura luna hizo noche tu rostro
más duro que un peñasco.
“levántate y subamos” Jeremías,
por la noche esta que fue dada
sobre el campo santo.
Cómo estás, dónde, Jeremías,
te entristecés del lucerío de los ranchos
y caminos, miento si declaro ser luz
para tu sombra.

HE CREADO TU ROSTRO MIL VECES

He creado tu rostro mil veces
desde el fondo de las cosas últimas,
las cosas dadas y olvidadas,
las cosas que no son
tal o cual cosa, sino nada,
esa nada que nos devuelve
el alma porque sí,
por la sola causa
de aumentar la grandeza del misterio.
He creado tu rostro mil veces
con mis ojos anochecidos de tus ojos,
mis ojos como leopardos desahuciados
de hambríos mis ojos
que lo han visto todo
cuanto puede ser visto,
todo aquello de triste
retorno respiro
de la no luz y sin embargo.

EL RÍO

Las tardes no son bombas aquí
pero nos llegan noticias desde lejos.
La tierra es un lugar terrible,
un desolado campamento de idiotas
que olvidan en mitad de la noche canturreando.
Mi cuerpo ya no existe entre el gentío,
desaparezco firme en la extrañeza.
La sangre nunca fue un río eterno.


REGRESA EL CANTO ANTECESOR

la fiebre terrenal en un susurro infantil
llena de aromas la noche clara,
y así llueven el alba,
los perdidos.

Como una estampida de caballos salvajes
sus corazones en el mío llueven
vuelven con la lluvia, llueven
los latidos de las cosas
yacen junto a mí.

LOS APRENDICES

Dijo el silencio de Wang-Fô
que nos detengamos a contemplar los astros,
que aprendamos del mundo de las palabras:
ellas son las creadoras de las cosas.
Ruiseñores en colonias llenas
de humanos extraviados,
¿sabremos cantar en las aristas del mañana?

 

Los poetas A. P. Alencart, Carlos Aldazábal y Alejandra Méndez Bujonok, en Camiri

 

PROFECÍA

Del día en que caía
el globo del espacio,
del silencio hecho muerte
impenetrable. Era:
un hueco vacío, como el ombligo de dios.
Jirones de rayos luminosos
descendían cuando el cielo
velaba la costa del río
escamada y dolorida.
En la luna se observaban
extranjeros movimientos,
del sonido hecho carne
impenetrable. Era:
un gran incendio, como todo buen poema.

Alejandra Méndez Bujonok nació en 1979 en San Cristóbal, Santa Fe. Reside en Rosario (Argentina). Estudió psicología en la UNR. Es escritora, productora cultural, tallerista. Coordinó los ciclos de lecturas: Poesía en los Bares (auspiciado por la Secretaría de Cultura y Educación de la ciudad de Rosario) el recordado Poetas del Tercer Mundo, junto a su amigo poeta Leandro Llull, las primeras trasnoches del FIPR (Festival Internacional de Poesía de Rosario) el ciclo de lecturas en la Biblioteca Argentina Dr Juan Álvarez, entre otros.
Fue curadora de importantes festivales como Grito de mujer (edición Rosario, Argentina) junto a la poeta Mariana Vacs; El espinal, encuentro de escritores jóvenes del norte santafesino, 29 Festival Internacional de Poesía de Rosario, junto a Cristian Wachi Molina, Primer Festival Salvaje (edición fluvial) junto a la librería Salvaje Federal y a la escritora Dahiana Belfiori, y el Melopeas Fest (Festival. Nacional de Poesía y Música) en el Complejo Cultural Atlas, donde co-coordina el área letras, junto a la poeta Vicky Lovell. Ha sido invitada a leer en Festivales de Poesía nacionales e internacionales. Integra numerosas antologías. Fue declarada Artista Distinguida por la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Fe (2019)
Publicó los libros de poemas: Tarde abedul (La Pulga Renga, Rosario, primer ed 2013 segunda ed 2015), Charlas con Cuchúa (Editorial DeAcá, San Luis, 2018), Trece maneras de enfocar otro pájaro (Ediciones Arroyo, Santa Fe, 2019) Rapsodia descontenta (CR editorial, Rosario 2022). Fue traducida al francés y al polaco.
Actualmente coordina talleres literarios en diferentes espacios de su ciudad y presenta cada domingo, El elixir de las uvas, un segmento dentro del programa de radio El barco ebrio, por Radio Universidad Rosario. 

Los poetas Dulce Chiang, Hugo de Mendoza, A. P. Alencart y Alejandra Méndez Bujonok, en Santa Cruz de la Sierra

Imagen de cabecera: La poeta argentina Alejandra Méndez Bujonok (foto de Julieta Eseverri)




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*