Colaboraciones

Francisco Jiménez Buendía: ‘Arrimarnos al abismo de la trascendencia’, sobre Luis Cruz-Villalobos

Presentamos a nuestros lectores y visitantes la reseña de Francisco Jiménez Buendía, así como un poema de la nueva edición bilingüe del libro Del corazón nuevo y final: Poesía mística / Of the New and Final Heart: Mystic Poetry (Independently Poetry, 2023) del poeta, psicólogo y académico chileno Luis Cruz-Villalobos.

Arrimarnos al abismo de la trascendencia

Las personas tendemos a asustarnos cuando nos hablan de lo místico. Quizá pensamos en los grandes místicos y místicas de la historia que han tenido visiones, estigmas, elevaciones y han escrito tratados poéticos y teológicos sobre experiencias encumbradas. A muchos hoy las palabras místico o misterio nos pueden parecer inalcanzables o, al menos, enigmáticas.  Probablemente por eso, los poemas de Luis Cruz-Villalobos se nos presentan como sugerentes llaves hacia ese cuarto oscuro. En un tono poco amenazante y cercano, el poeta nos coloca delante la experiencia de lo trascendente como una experiencia personal, afectiva y unitiva: Uno con tu luz / Uno con tu dicha / Con el ser del ser / Con el corazón del corazón de la vida / Nada más.

La poesía es el lenguaje de la paradoja. Dice lo que no se puede decir, hace visible lo invisible. Y la poesía mística es más avezada aún, pretende un camino imposible: arrimarnos al abismo de la trascendencia y pretender decirlo. No tienes inicio ni fin / Y nada y todo te contiene, dice Cruz-Villalobos. Sin embargo, algunos versos a continuación aterriza y configura la paradoja: Eres la aldea / La ciudad y el continente y la tierra.

Los versos de Luis Cruz-Villalobos no confrontan la materia con el espíritu, lo terrenal con lo celestial. Más bien, su libro pareciera respirar una unidad que alude a lo cotidiano: el viento, las rocas, el fuego, el útero, los ríos, las laderas, las olas, la luz, los caminos, la casa, el nombre. Los objetos y las emociones se conjugan en un verbo de fe, que no es doctrinario ni erudito, sino sencillo y casi pedestre. Respiro / Y así te encuentro. El autor parece estar diciendo: lo místico no tiene que ver con lo raro ni con lo reservado a una elite espiritual. Te encuentro / En las cosas sencillas / En las vacías de luz / En las pobres cosas te hallo.

Sus poemas nos dejan un sabor a salmos bíblicos en la boca. Si cerramos los ojos y escuchamos, los versos de Rumi resuenan musitando: lo sencillo esconde el Misterio.

Francisco Jiménez Buendía
Santiago, noviembre de 2023

Si desea adquirir una copia del presente libro en papel puede acceder al siguiente link.

Me acuerdo de Ti
Cuando hago vibrar mi boca con tu sonido

Guardo el océano eterno
En mi ser cuando te invoco

Me hago pequeño
Y te haces pequeño en mí

Nos encontramos
Como se encuentran los amantes

Es tu unidad
Donde está contenido el misterio

Tú eres el misterio
El infinito misterio que todo lo habita

Me besas
Cuando te nombro

Incluso mi respiración
Es tu más sencillo nombre

Me habitas y te habito
Y nada podría separarnos

Te ocultas y revelas
En todo y en nada

Me hablas
Dices que me nombras y existo

Mi paz y alegría
Es el encuentro con tu rostro

Tienes mil rostros
Uno tras otro más bello

No tienes inicio ni fin
Y nada y todo te contiene

Me elegiste
Como elegiste cada gota del mar

Me amas
Como amas cada grano de arena

Creas y sustentas
Todos los mundos

Nos deseas
Como si fuéramos tus tesoros escondidos

Tú mismo eres el tesoro
Y nos formaste para hallarte

Te ocultas en cada rincón
En cada átomo del universo

No cabes en todos los mundos
Pero has elegido mi corazón como hogar

Vienes
Vuelves aunque nunca te has ido

Eres digno del mayor temor
Pero nos tratas como madre

Estás aquí
Y no podría ser de otro modo

Sustentas la energía
Y estructuras la materia

También vistes de niño
Y de anciano de un millón de milenios

Eres como una doncella
Que espera ser desposada por el planeta

Palpitas como el mar
Y fluyes como el río

Caminas a la distancia
Haciendo girar hacia Ti toda brújula

Cantas
Una melodía que todos pueden oír

Animas el cosmos
Y le das su palabra de origen y cierre

Te haces parte
Te sumas como uno más de la aldea

Eres la aldea
La ciudad y el continente y la tierra

Ves todo
Escuchas como respira el abismo

Todo lo calmas
Incluso al leviatán que teme tu risa

Un día todos te verán
Y caerán rendidos a tu estrado

En la noche final
Iluminarás el cielo completo por siempre.

YOU


I remember You
When I make my mouth vibrate with your sound

I keep the eternal ocean
In my being when I invoke you

I become small
And you become small in me

We meet
as lovers meet

It is your unity
Where the mystery is contained

You are the mystery
The infinite mystery that inhabits all

You kiss me
When I name you

Even in my breath
Is your simplest name

You live in me and I in you
And nothing could separate us

You hide and reveal yourself
In everything and in nothing

You speak to me
You name me and I exist

My peace and joy
Is the encounter with your face

You have a thousand faces
Each more beautiful than the last

You have neither beginning nor end
And nothing and everything contain you

You chose me
Like you chose every drop of the sea

You loved me
Like you loved every grain of sand

You create and sustain
All worlds

You desire us
We are like your hidden treasures

You yourself are the treasure
And you formed us to find you

You hide yourself in every corner
In each atom of the universe

You do not fit in all the worlds
But you have chosen my heart as your home

You come
You return although you have never left

You are worthy of greatest fear
But you treat us as a mother

You are here
And it could not be any other way

You sustain the energy
And structure the material

You dress in children’s clothing
And also like an old man of a million millennia

You are like a bride
Waiting to be married by the planet

You throb like the sea
And flow like the river

You walk the distance
Making every compass turn toward you

You sing
A melody that everyone can hear

You animate the cosmos
And command it to begin and close

You become part
You add yourself as one more from the village

You are the village
The city and the continent and the earth

You see all
You listen as the abyss breathes

You calm everything
Even the leviathan who fears your laugh

One day all will see you
And fall in surrender at your dais

On the final night
You will illuminate the whole sky forever.

Traducción: Dr. Mark McGraw

Francisco Jiménez Buendía. Abogado de la Pontificia Universidad Católica de Chile, Bachiller en Filosofía en la Universidad Alberto Hurtado, Licenciado en Teología en la Pontificia Universidad Católica de Chile y Magister en Historia de la Iglesia en Boston College, USA. Autor de Vocaciones en un Siglo Herido (2014) sobre el ministerio de San Alberto Hurtado. Es poeta y ha publicado dos poemarios: Jardín Japonés (2016) y Estantes Vacíos (2017). Actualmente imparte talleres de poesía y cursos donde cruza literatura y espiritualidad. Está traduciendo al poeta inglés Gerard Manley Hopkins y conduce el podcast de poesía llamado Poetas Ruculistas (Spotify, IPodcast).

Luis Cruz Villalobos (Santiago de Chile, 1976), poeta, psicólogo clínico, músico, editor y profesor de la Universidad de Talca. Como poeta, cuenta con una amplia producción (además de trabajos académicos en sus áreas de especialidad), con más de cincuenta obras publicadas, dentro de las cuales se destacan: Poesía Teológica / Theological Poetry (2014 / 2015), prologada por el reconocido filósofo norteamericano John D. Caputo; Como Abrazo Exacto (2015) y Ven a Mí (2018), antologías seleccionadas por A. P. Alencart. También ha realizado un número importante de trabajos de “fotopoesía” con fotógrafos/as como David Gysel (Chile), Rosa Gómez (España), Julie de Waroquier (Francia), entre otros/as. Varios de sus trabajos han sido traducidos a siete idiomas, destacándose la traducción de su libro Con Cioran (2011), al rumano, por la poeta Carmen Bulzan (Cu Cioran, Editura Kult, București, 2018). Forma parte de Tiberíades (Red Iberoamericana de Poeta y Críticos Literarios Cristianos).




Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*